Opinión

editorial

Acto de repulsa en la calle

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 28/06/2022 A LAS 00:15
Acto de repulsa este lunes en Jaca contra una agresión sexual.
Acto de repulsa este lunes en Barbastro contra una agresión sexual.
R. G.

LA CALLE, ese espacio público de convivencia compartido por todos, se convirtió ayer en Huesca y Jaca en un lugar para la repulsa y la reivindicación contra lacras sociales radicalmente distintas pero con resultados igual de dramáticos y heridas indelebles que no pueden borrarse del corazón de los afectados pero tampoco de la sociedad en su conjunto. El Día de las Víctimas el Terrorismo, conmemorado por el Ayuntamiento de Huesca, fue especialmente emotivo por la presencia de Manuel Giménez Larraz, hijo de Manuel Giménez Abad, asesinado por la banda terrorista ETA el 6 de mayo de 2021. “Pese a que los terroristas creían que abrían grietas en los valores democráticos, fueron incapaces de percibir que los estaban reforzando”, apuntó en un discurso cargado de ideas que no se pueden olvidar: la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.

En el año en que se cumple el 20 aniversario de la creación de la Fundación que lleva su nombre, creada en el seno de las Cortes de Aragón para estudios jurídicos y del derecho aragonés, que se ha convertido en un referente, fue especialmente oportuno su recuerdo. Coincidió con la fecha aprobada posteriormente por el Congreso de los Diputados para recordar a todas las víctimas. Vecinos de Huesca se sumaron al acto y compartieron con autoridades e instituciones ese gesto de lanzar pétalos al monumento a las víctimas de la plaza de San Antonio.

Jaca también tuvo que salir ayer a la calle para condenar, en plenas fiestas mayores, una agresión sexual a una mujer. Más de 600 personas mostraron su repulsa y apoyo a la víctima. La sociedad unida acabó con el terrorismo de ETA y tiene que acabar también con esa lacra social. Ni una más.

Etiquetas