Opinión

EDITORIAL

Sanidad y cultura en el medio rural

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 10/07/2022 A LAS 00:05
Concentración de este sábado en Canfranc.
Concentración de este sábado en Canfranc.
R. G.

LLEGA el verano y empiezan a proliferar los festivales y las ofertas culturales en el medio rural. Los alojamientos turísticos se llenan, los apartamentos de segunda residencia y hasta la casa de la abuela para acoger la gran afluencia que se desea y se necesita para seguir manteniendo un sector turístico potente y pujante.

Nunca como ahora se ha visto con orgullo el tener un pueblo al que escapar o miles de opciones en la naturaleza para escuchar sus sonidos y que la música resuene mejor que nunca en las montañas bajo un cielo estrellado sin contaminación lumínica. Todo parece idílico en cualquiera de los escenarios naturales que se convierten en marco incomparable de las aventuras y experiencias del verano.

Sin embargo, no lejos de ahí hay puertas que se cierran. Los Puntos de Atención Continuada (PAC), que son algo así como las urgencias 24 horas de los centros de salud apartados de los hospitales, de Escarrilla y Canfranc echan la llave por falta de personal para cubrir los puestos de trabajo, porque hay carencia de médicos. En un momento del año en el que la población se multiplica en dos de los valles -el de Tena y el del Aragón, respectivamente- más turísticos, la atención sanitaria se resiente.

El aura de esos escenarios naturales desaparecerá en cuanto alguien sufra cualquier percance y no pueda ser atendido en un centro próximo. Aunque en estos momentos se piensa en el turismo, que puede incrementar la demanda, es fundamental que exista el servicio para mantener la población en el medio rural. Servicios básicos como la sanidad son clave y las propuestas culturales también, pero en esta ocasión no parece acertada la conjunción copulativa. Sin una buena sanidad... las estrellas no brillan igual.

Etiquetas