Opinión

Opinión

El acceso a la vivienda

Por
  • Diario del AltoAragón
OPINIÓNACTUALIZADA 22/07/2022 A LAS 00:05
Vista general del proyecto en el solar de la harineras.
Vista general del proyecto en el solar de la harineras.
S.E.

No es normal que en una ciudad como Huesca comprar un piso nuevo supere los 250.000 euros, no es normal que por menos de 500 euros no se pueda encontrar una vivienda de alquiler en perfecto estado y no es normal que no haya alternativa. Esta es la situación de hoy y la de hace años. El inminente inicio de las obras en el antiguo solar de La Merced, para levantar 27 viviendas de alquiler a precio asequible en una primera fase, de un total de 88, impulsado por Suelo y Vivienda de Aragón, pondrá un parche, pero seguirá sin solucionar el problema.

También puede ayudar la creación de una Oficina de la Vivienda, pero esta será poco efectiva si no existen medidas que saquen a la luz vivienda vacía que permita que la famosa ley de la oferta y la demanda regule el precio. Dar ayudas a la rehabilitación para alquiler y protección jurídica a los propietarios que quieran alquilar son algunas opciones.

Del mismo modo, es fundamental que se desbloquee suelo, para que el precio de la vivienda nueva a la venta se modere y también el de segunda mano. En este sentido, ha habido avances esta semana con el Polígono de las Harineras, pero hay otros desarrollos pendientes, como el área entre el Palacio de Congresos y la antigua Granja San Lorenzo, ya en la N-240 hacia Barbastro. En esta zona, además, podrían construirse otras tipologías de vivienda, como los adosados o unifamiliares, que harían mucho más atractiva la ciudad y se dejaría de expulsar habitantes.

Huesca tiene el tamaño perfecto para seguir viviendo muy bien, pero se tiene que poder. Las distintas administraciones deben establecer medidas correctoras para facilitar la vida a sus ciudadanos, y especialmente, en materia de vivienda. 

Etiquetas