Opinión

Opinión

No se afilien al PP

Por
  • Luis del Val
OPINIÓNACTUALIZADA 23/08/2022 A LAS 00:05
Casado se deshace de Génova para relanzar al PP
La sede del PP en la calle Génova de Madrid.
E.P.

A mis hijos, y a los hijos de mis amigos, siempre que tengo ocasión de expresar una opinión sobre afiliaciones políticas, les advierto de que, en bien suyo y de sus padres, no se hagan militantes del PP. Y que, en caso de que su vocación política sea tan intensa que no puedan neutralizarla, obtengan un carnet del PSOE o de algún partido nacionalista-separatista, porque en caso de que alcancen responsabilidades políticas y, un mal día, se vieran imputados e incluso condenados por prevaricación, malversación de fondos públicos, nepotismo, etcétera, siempre tendrán a su lado al partido, hecho una piña y, en último extremo, siempre se beneficiarían de un indulto que les libraría de la cárcel, de las indemnizaciones y demás engorrosas consecuencias de un condena. Jamás afiliarse al PP. Ahí tienes, al alcalde de Madrid, al que su propio partido se puso en posición de estatua de sal, mientras le acusaban de corrupción, porque el amigo de un amigo de su hermano hizo un contrato legal con el ayuntamiento, del cual el alcalde ni se había enterado. O ahí tienes a la presidenta de la Comunidad de Madrid, que ganó las elecciones autonómicas por mayoría absoluta, y la dirección de entonces se negaba a que fuera presidente del partido de la comunidad autónoma. Bien, era la antigua dirección, pero resultaba tan sorprendente como si Feijó ganara las próximas elecciones generales, y el equipo directivo dudara de que pudiera asumir la presidencia nacional del PP. Por no hablar de Francisco Camps, valenciano, al que los medios de comunicación colaboramos para que fuera nombrado “Corrupto cum laude”, que ha sido declarado inocente juicio tras juicio, y al que nadie la ha pedido perdón o disculpas, comenzando por la dirección nacional del PP, que lo abandonó y colaboró en esa monstruosa y antidemocrática definición, por la cual un imputado es un condenado, tan delirante conclusión como achacarle a la murmuración la categoría de sentencia judicial. No, por favor, no te afilies nunca al PP. La vida es larga y, en el PP, o en un partido nacionalista, tendrás responsabilidades y, quién sabe, podrías caer en la corrupción. Pero no hay que preocuparse: si te imputan o te condenan, el PSOE te dará un indulto. No te afilies al PP, porque el PP deja en la estacada incluso a los inocentes.

Etiquetas