Opinión

Opinión

La ciudad de los jóvenes

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 30/12/2022 A LAS 00:05
Miembros del Consejo de la Ciudad de las Niñas y los Niños pintando la calle Valentín Carderera.
Un miembro del Consejo de la Ciudad de las Niñas y los Niños pintando la calle Valentín Carderera.
S.E.

HUESCA es una de esas ciudades que hizo suyo el proyecto internacional de ‘La Ciudad de las Niñas y los Niños’, impulsado por el educador Francesco Tonucci, que a través de la participación ciudadana pretende que la infancia participe en decisiones de ciudad, para que estas estén pensadas por y para los más pequeños. Ahora, la capital oscense abre un proceso de participación ciudadana para elaborar un nuevo Plan de Infancia y Juventud para recoger sus necesidades y planificar con el reto de darles respuesta. En el mismo, podrán participar jóvenes y adolescentes, grupos o entidades dirigidas a ellos, las familias... La intención es muy buena, pero no es una tarea fácil, porque en estas edades la participación en actividades dirigidas les cuesta. Muchas veces demandan espacios de encuentro, pero después no les gustan las dinámicas, y aunque ya ha habido intentos desde lo público, muchos no han cuajado.

Quizá todo el párrafo anterior sea tan solo un prejuicio, precisamente, porque no se les ha escuchado y no se les ha dejado hacer sus propios planteamientos. Es importante que en una ciudad cada grupo tenga su espacio en el que encontrarse como colectivo. Las vivencias de la infancia y la juventud son clave para el futuro, para amar una ciudad o un territorio en el que quieran quedarse o al que quieran volver. El carril bici de Martínez de Velasco al IES Pirámide es una de esas medidas, que si se construye con seguridad, permitirá que los estudiantes puedan elegir el medio de transporte y evitar el autobús. Pensar en las necesidades de los jóvenes es apuntalar el futuro. Ahora, hay que animar a la participación y lo harán si ven que su voz se escucha.

Etiquetas