Opinión

editorial

La gran fiesta de la provincia

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 21/01/2023 A LAS 22:12
La gala en imágenes
El público abarrotó el teatro Olimpia de Huesca.
Javier Navarro/Pablo Segura

LA GALA DE LOS ALTOARAGONESES volvió a tomar ayer el pulso de la provincia, que mostró todo su potencial en la entrega de las Pajaritas a entidades y personas que con su labor contribuyen al desarrollo socioeconómico. DIARIO DEL ALTOARAGÓN quiere ensalzar todas esas iniciativas que aportan valor al territorio, que van en la línea de la esencia de este periódico, que mantiene firme su compromiso con la provincia.

Por ello, el Consejo de Administración decidió conceder el Altoaragonés de Honor a Ceos-Cepyme, por su trayectoria de 46 años apoyando a los empresarios de la provincia, grandes compañías pero sobre todo pymes que articulan la provincia. Son ejemplo por conseguir y mantener la paz social y, además, en la pandemia pusieron en marcha el exitoso programa de los Bonos Impulsa en las principales localidades.

Un Teatro Olimpia lleno, que reúne los logros y anhelos de diversos sectores, es el reflejo de que el territorio está vivo. Las Pajaritas de Oro, Plata y Bronce, en las categorías de Empresa, Sociedad, Cultura y Deporte, volaron a muchos puntos para premiar proyectos gracias a los votos de los lectores. El Altoaragonés del Año, el más votado entre todos ellos, es para Vivero Huerta Barbereta, que hizo extensivo a todos los hortelanos. Cuatro generaciones de una familia mantienen la esencia de la fiesta con el cultivo de la albahaca. ‘Si huele a albahaca es fiesta en el Alto Aragón’, canta La Ronda de Boltaña, que recibió la Pajarita de Oro en Cultura. Y, ayer, fue un día de fiesta, la fiesta de la provincia, la de los Altoaragoneses, en la que se notó el aroma a albahaca, se sintió el esfuerzo de empresas y personas, y se escucharon los aplausos al unísono de un territorio con empuje.

Etiquetas