Sociedad

LA ENTREVISTA

Marta Álvarez: "Me gustaría mucho investigar, pero aún no sé en qué rama"

La estudiante jaquesa cursa Física, tras obtener uno de los Premios Extraordinarios de Bachillerato en Aragón

Marta Álvarez: "Me gustaría mucho investigar, pero aún no sé en qué rama"
Marta Álvarez: "Me gustaría mucho investigar, pero aún no sé en qué rama"
S.E.

JACA.- "Uno de mis puntos fuertes es que soy muy curiosa. Cuando tengo dudas, trato de hacer preguntas hasta que me queda todo claro, intentando siempre llegar al fondo de la cuestión", explicó Marta Álvarez, que entre los aspectos a mejorar reconoce su costumbre de "dejar a veces las cosas para el final, como suele pasar".

Son palabras de una de las alumnas oscenses más brillantes y con mayor futuro. No en vano es una de las 8 ganadoras de los Premios Extraordinarios de Bachillerato de Aragón, correspondientes al curso 2017-2018, en cuya convocatoria se presentaron 115 candidatos de las tres provincias.

Obtener el premio "supone un reconocimiento al trabajo de los dos últimos años", según la ex alumna del IES Domingo Miral de Jaca, cuyo galardón conlleva una modesta ayuda de 600 euros y estar exenta del pago de la matrícula de su primer año en la universidad, un derecho que ya tenía reconocido al acabar Bachillerato con matrícula de honor.

Mientras sopesa presentarse al Premio Nacional de Bachillerato, se muestra "muy contenta" con su carrera de Física, en Zaragoza. "Me está yendo muy bien por el ambiente y la gente que he conocido", dijo Marta, que siempre tuvo una inclinación por las Ciencias. "En el instituto, lo que más me gustaba era Física. También, Matemáticas. Los idiomas se me daban bien. Historia me costaba más".

Sus preferencias salieron a relucir en los ejercicios del Premio Extraordinario de Bachillerato, celebrados en Zaragoza el pasado mes de septiembre. La jaquesa sacó 9,4 en la prueba de modalidad (escogió Física), consiguiendo la calificación más alta en dicho apartado entre los ocho ganadores del premio. En Inglés, tuvo 8,2 y se defendió bien en el comentario de texto general, teniendo la nota más justa en el análisis de un texto de carácter histórico.

Presentarse a las pruebas fue una experiencia positiva para Marta, que se examinó el día de su cumpleaños. "No me hizo mucha gracia que coincidiese, pero como al final me dieron el premio fue un buen regalo", comentó la estudiante, que anima a otros alumnos con una nota de al menos 8,75 a seguir sus pasos, "porque pueden presentarse y muchos no lo saben".

Una vez en la universidad, destaca el valor de "tener un hábito de estudio constante". En Bachillerato, "seguía llevándolo todo al último día", admitió la joven, que tenía un exigente calendario extraescolar y disfrutaba de sus aficiones por las tardes, que abarcaban desde el estudio de piano hasta patinaje, pasando por unas lecciones de francés.

De cara al futuro, Marta se muestra ilusionada con desarrollar su curiosidad. "Me gustaría mucho hacer algo de investigación teórica, pero aún no sé en qué rama. Todavía me queda mucho por aprender para definir lo que me gusta", dijo la jaquesa, que se interesó por la área de la Física Cuántica, aunque también muestra interés "por toda la parte del universo y la astrofísica".

Etiquetas