Sociedad

LA ENTREVISTA

Carolina Naya: "Santa Orosia tiene una treintena de joyas renacentistas"

Tras estudiar las alhajas del Alto Aragón, la especialista prepara un libro sobre el tesoro de la patrona jaquesa

Carolina Naya: "Santa Orosia tiene una treintena de joyas renacentistas"
Carolina Naya: "Santa Orosia tiene una treintena de joyas renacentistas"
R.G.

JACA.- "Mi directora de tesis, Carmen Morte, me dijo "mira Carolina, que Santa Orosia lleva joyas". Había pedido una beca para estudiar las del Alto Aragón y contemplaba algunas de la Catedral de Jaca, pero no me había enterado de que Santa Orosia tenía joyas, así que vinimos las dos el 25 de junio de 2015 (día de la patrona) y el profesor Galtier nos coló en la romería".

"Cuando el obispo (de Jaca y Huesca, Julián Ruiz) mostró la reliquia, hicimos muchísimas fotos. Carmen, desde el centro de la plaza; yo, justo desde debajo", continuó la doctora por la Universidad de Zaragoza y experta en joyería histórica. Al volver, descubrieron que "al menos había una joya de época de los Reyes Católicos", pero "las joyas estaban cubiertas por los mantos, siendo difíciles de ver".

"Rápidamente, se lo dijimos a Belén Luque (directora del Museo Diocesano de Jaca) y tuve la suerte de que la arqueta de la santa tenía carcoma", apuntó Carolina Naya, que tuvo acceso a la reliquia y pudo ver el día que abrían el arca, meses después de entregar el texto para su libro Joyas y alhajas del Alto Aragón, publicado en 2017 por el Instituto de Estudios Altoaragoneses y la DPH, gracias a una primera ayuda para investigación que le concedió el instituto.

"En ese momento, me di cuenta de que (el tesoro de Santa Orosia) tenía una treintena de joyas renacentistas, nada más y nada menos. Es uno de los tesoros más importantes de joyería histórica-artística de Aragón", comentó. "Hay piezas muy importantes también en el museo del Pilar, en Zaragoza, pero ni allí hay esta cantidad de joyas renacentistas".

Dentro de la colección sobresale un caballero prisionero. "Es una pieza excepcional y no conozco ninguna igual en otras colecciones europeas", dijo Naya, que quiere dedicar la portada de su futuro libro sobre el tesoro de santa Orosia a esta figura. También, "es muy interesante un librito relicario (datado en torno a 1525), cuya labor de candelería esmaltada habla del primer Renacimiento en Aragón".

Para la estudiosa, "hay joyas fantásticas", entre las que destacan varios relicarios de cristal de roca milanés, "un material que se extraía del Rhin, se lapidaba en Milán y se exportaba al resto de Europa". Hoy en día, "se conservan piezas iguales en el Museo Metropolitano de Nueva York y el Louvre de París. En Aragón, solo tenemos el de Santa Orosia".

Todavía, no hay fecha de publicación para su libro, al que espera "darle un buen empentón el próximo verano". "Lo que tengo más avanzado es la documentación de los donantes de las joyas de la cofradía", dijo Naya, que destacó las aportaciones de "Aznárez, un político jaqués, y los García Bailo, una familia oscense que tenía casa en Jaca y mucha devoción por Santa Orosia".

La autora expuso su estudio en el Museo Diocesano de Jaca, en un acto organizado por la Asociación Sancho Ramírez. Además, publicará un artículo en su revista, La Estela, "para abrir el apetito hasta que llegue el libro".

Etiquetas