Sociedad

SALUD

Reaccionar cuanto antes al ictus puede evitar graves secuelas

La medida mejora la supervivencia, según apuntaron en unas jornadas

Reaccionar cuanto antes al ictus puede evitar graves secuelas
Reaccionar cuanto antes al ictus puede evitar graves secuelas
S.E.

HUESCA.- "¿Se te tuerce la boca? ¿Se te cae un brazo al levantarlo ¿Hablas con dificultad? Si tienes alguno de estos síntomas, pide ayuda rápidamente al 061". Este es uno de los consejos de los especialistas para prevenir las consecuencias de un ictus. Los signos de alarma son sencillos -comprobar si se ha perdido fuerza en un brazo, si no hay fluidez al hablar, si hay dificultad en la comprensión...- y detectar cuanto antes el problema es fundamental para sobrevivir y hacerlo con las menores secuelas.

Se estima que en Aragón se detectan cada día ocho casos de ictus, un accidente cerebrovascular que se produce cuando una arteria que se dirige al cerebro o que pertenece al mismo se rompe o se obstruye con lo que la sangre y el oxígeno que transportaba no llega hasta las células cerebrales y, por tanto, el tejido afectado sufre, deja de funcionar y, finalmente, muere. Por cada minuto que pasa desde que se produce el ictus, se pierden dos millones de neuronas, por lo que el tiempo de reacción es clave.

Así se puso de manifiesto en la Jornada "Gánale vida al ictus", en el Hospital Universitario Miguel Servet", organizada por la Escuela de Salud de Aragón, integrada en la Dirección General de Derechos y Garantías del Usuario. A través de esta campaña, elaborada con neurólogos y asociaciones de pacientes, se da a conocer cómo prevenir la enfermedad, cuáles son sus signos de alerta, qué tipo de autocuidados pueden llevar a cabo los afectados y cuáles son las necesidades de los pacientes y de su entorno.

La cita se dividió en tres bloques. En el primero, el coordinador del Plan de Ictus de Aragón, el neurólogo Javier Marta (H. U. Miguel Servet), y el director general de Derechos y Garantías de los Usuarios, Pablo Martínez, expusieron los materiales de la Escuela de Salud para la campaña ciudadana, junto a María del Carmen Martín (Asociación de Ictus de Aragón).

En el segundo bloque, la coordinadora del Plan Regional del Ictus de Murcia, Ana Morales Ortiz, expuso la enfermedad neurovascular a través de la perspectiva de género. Y la mesa redonda final dio voz a las escuelas de pacientes, con la participación de la neuróloga Elena Muñoz (H. Clínico Lozano Blesa), la terapeuta ocupacional Belén Pardillos (Aida) y Estíbaliz Gamboa, responsable del Programa de Paciente Activo Osakidezta.

Etiquetas