Sociedad

LA ENTREVISTA

Íker González López: "Va a ser una gran oportunidad y tengo que aprovecharla"

El alumno jaqués cursará 1º de Bachillerato en Canadá, gracias a una beca de la Fundación Amancio Ortega

Íker González López: "Va a ser una gran oportunidad y tengo que aprovecharla"
Íker González López: "Va a ser una gran oportunidad y tengo que aprovecharla"
S.E.

JACA.- "Aparte de mejorar mucho mi inglés, abrir mis horizontes y aprender más sobre otra cultura, espero crecer también como persona, porque allí tendré que valerme más por mí mismo", explicó Íker González, que el día 28 de agosto pondrá rumbo a Ottawa, la capital de Canadá, donde estudiará 1º de Bachillerato con una de las preciadas becas de la Fundación Amancio Ortega.

Más de 9.000 estudiantes trataron de conseguir las 600 becas de esta convocatoria (100 para Galicia -por los orígenes del empresario- y 500 para el resto de España).

Tan solo 21 escolares fueron becados en Aragón y el único de Jaca es este alumno de 15 años del IES Domingo Miral, que no tenía predilección por EEUU o Canadá, porque "los dos países son una gran experiencia".

Todos los aspirantes efectuaron una prueba escrita, que generó una selección de 1.800 alumnos. "Lo que mejor me salió fue la parte de vocabulario y gramática", señaló Íker, que se examinó en Pamplona con la ilusión de lograr "esta gran experiencia". Coincidió con dos excompañeras del colegio San Juan de la Peña, que ahora acuden al IES Pirineos y que no tuvieron tanta fortuna.

Los "supervivientes" se enfrentaron a una prueba oral, que consistió en una entrevista por videoconferencia. Cada uno debía desarrollar un tema personal en inglés. "Elegí el tiro con arco y lo que representa para mí", dijo el campeón de España de 2018 en categoría longbow, que se sintió "cómodo" al hablar del deporte que practica con el club de Sabiñánigo y el Arco Ribera de Navarra.

En dicha entrevista, un comité le examinó psicológicamente y le puso en diversas tesituras. "Te preguntan cómo resolver problemas con el instituto, los compañeros o la familia de acogida", comentó Íker González, al que no se autoriza a volver a España, ni recibir visitas familiares durante los 10 meses que dura el curso. "Creo que eso va a ser duro en algunos momentos, pero hay que aguantar, porque es una gran oportunidad y la tengo que aprovechar".

Ottawa, con 930.000 habitantes, "es una ciudad grande comparada con Jaca". También, cuenta con tradición en hockey hielo, patinaje y curling, pero Íker quiere "probar cosas nuevas" como las artes marciales y en especial, el kendo.

Una de sus amigas, Julia Ustáriz, de Hecho, disfruta este curso de una beca similar en Elisabethtown (EEUU). "Dice que es muy guay y hay muchas diferencias con España", apuntó el joven, que ya estuvo dos veces en Canadá, en un campus anglófono de verano en Montreal.

Para Íker González, las becas de la Fundación Amancio Ortega son una oportunidad que las familias oscenses no deben dejar escapar. "Es una gran experiencia, más allá de si consigues la beca, por todo el proceso, que te enriquece un montón y te prepara como persona, porque te ves solo en el examen", dijo el jaqués, que debe sacar este curso al menos una media de 7 para viajar a Canadá. Actualmente, su promedio supera el 9,5, por lo que casi acaricia su sueño americano.

Etiquetas