Sociedad

"CICLO ESPACIO VERNE" EN EL PLANETARIO

La matemática Marta Macho defiende en Huesca la huella de las científicas

Participó en el "Ciclo Espacio Verne" que organizan el Planetario de Aragón y T3AxEL durante marzo y abril

La matemática Marta Macho defiende en Huesca la huella de las científicas
La matemática Marta Macho defiende en Huesca la huella de las científicas
P.A.

HUESCA.- La huella de la mujer en la historia de la ciencia es lo que Marta Macho, licenciada en Matemáticas, profesora especializada en Geometría y divulgadora científica, expuso durante su participación en el Ciclo Espacio Verne que pone en marcha el Planetario de Aragón y T3AxEL durante los meses de marzo y abril para conmemorar en 50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna.

Macho propuso un viaje "De la Tierra a la Luna", "desde el suelo hasta el cielo", empezando por Marie Curie, por alguna paleontóloga, pasando por matemáticas o físicas, hasta informáticas y astrónomas. Entre estas científicas hubo alguna relacionada con Verne y alguna otra con el Apolo XI. Ya que mencionó que, "aunque un varón fuera el protagonista "estrella" de la llegada de los seres humanos a la Luna, muchas mujeres contribuyeron a que la misión Apolo XI tuviera éxito". "Fueron informáticas, matemáticas, astrónomas, geólogas... sin ellas, el Apolo XI no habría llegado a la Luna", dijo.

Durante su ponencia Macho habló de mujeres, de algunas conocidas y otras menos. Las recordó desde la literatura, es decir, "hablando de ellas y de su trabajo a través de lo que algunos textos en novela, teatro o cómic, han dicho de ellas".

Explicó que "desde pequeña, las matemáticas fueron para mí una de mis asignaturas favoritas... junto a la lengua y la literatura, aunque pueda parecer contradictorio". En este sentido, según explicó, "entiendo que las llamadas ciencias y letras son parte de la cultura y me gusta cultivar las dos". "Me gustaban los retos que encerraban las matemáticas -expuso-, sus propuestas que requieren imaginación, no solo técnica" y, por otro lado, "leer siempre me ha apasionado, así que soy muy mestiza en mis gustos. De hecho, gran parte de la divulgación matemática que hago utiliza la literatura", puntualizó.

Como mujer de ciencia, relató a este periódico, en primera persona, la situación a la que se enfrentan las féminas que entran en este mundo del que comentó que "los grupos excesivamente jerarquizados y las dinámicas competitivas en el ámbito científico no ayudan demasiado a las mujeres".

"Entiendo que el día a día de prácticamente cualquier mujer en el ámbito laboral es más complejo que el de un hombre", aseveró y concretó que, "en mi caso, la época más dura fue la de la tesis doctoral. La hice en la Universidad de Lyon, en un área muy masculinizada, la geometría y la topología, en la que se compartía espacio con investigadores de la Escuela Normal, que era la élite de la ciencia en Francia, con dinámicas muy competitivas". Según confesó, "no me gustaba esa manera de trabajar, lo pasé mal. Fueron años complicados en los que, en muchas ocasiones, siendo de las pocas mujeres en el grupo detecté paternalismo o escepticismo. Y tanto lo uno como lo otro afecta".

Durante su conferencia en el Planetario, Macho recordó que "las mujeres, pioneras, que han contribuido al avance de la ciencia no han tenido en muchas ocasiones formación científica porque el acceso femenino a la educación tiene cien años", por tanto, reseñó que estas primeras científicas eran hijas, hermanas o esposas de científicos que ayudaron e, incluso, "aportaron ideas clave en muchos de esos logros tempranos".

Sin embargo, comentó, "la historia nunca recuerda a los personajes secundarios, tampoco en la ciencia".

Por este motivo, la matemática se dedica a recuperar estas biografías como editora del blog Mujeres con ciencia, y avanzó que "es sorprendente comprobar la cantidad de mujeres que van apareciendo, que realmente han hecho contribuciones importantes al avance de la ciencia", aunque también lamentó que de algunas de esas mujeres "nunca sabremos nada".

Afortunadamente, aseguró que "se trabaja en reescribir la historia sin pensar solo en los vencedores porque eso nos ha abierto el camino a las demás". E hizo hincapié en que "estas mujeres son referentes para niñas y niños de todas las edades".

Sobre su participación en este ciclo en sí, la matemática advirtió que era "un "lujazo" porque Verne es un autor con mucha ciencia atravesando sus textos y es una manera de demostrar que todo es mestizo, que la cultura bebe de todas las disciplinas".

Etiquetas