Sociedad

DÍA MUNDIAL DEL TRABAJADOR SOCIAL 2019

Laura Morro: "El trabajador social está cara a cara con el dolor"

Defiende la labor que realizan estos profesionales, a los que considera "un recurso muy valioso"

Laura Morro: "El trabajador social está cara a cara con el dolor"
Laura Morro: "El trabajador social está cara a cara con el dolor"
P.S.

HUESCA.- "Los trabajadores sociales son los profesionales que garantizan el cuidado de la sociedad, pero también tienen la necesidad de que les cuiden porque están cara cara con el dolor".

Esta fue la idea central sobre la que giró este lunes la conferencia-taller Relaciones humanas, salud mental e intervención social: cuido y cuidado profesional, que impartió en el Centro Ibercaja Huesca, Laura Morro, trabajadora social del Hospital del Mar, de Barcelona.

La sesión se enmarcó dentro de la celebración del Día Mundial del Trabajo Social 2019, que se conmemora este martes, fecha por la que el Colegio Profesional de Trabajo Social de Aragón ha desarrollado un programa en torno al tema Promover la importancia de las relaciones humanas.

Morro ha expuesto que "los trabajadores sociales son un recurso muy valioso" que requiere de técnicas y sistemas que velen por ellos desde las diferentes instituciones y también ha animado a estos profesionales a cuidar de ellos mismos.

En su intervención, la experta ha hablado a su vez de la importancia de la supervisión en los equipos, "como espacios de reflexión donde se analiza la práctica diaria de los profesionales para mejorar y dar al usuario una mejor atención". Ha añadido que esta es una técnica "donde no se juzga a nadie y se pone encima de la mesa una reflexión educativa para mejorar las prácticas. Pensamos que es una buena forma de ayudar a los profesionales y las instituciones a mejorar", ha remarcado.

Ha considerado que los trabajadores sociales necesitan este tipo de cuidado por un motivo especial. "Somos los profesionales que trabajamos más directamente con el dolor de la sociedad. A los trabajadores sociales acude la gente con unas necesidades de atención, ya sea de tipo social, educativa o económica. Las personas no suelen venir a vernos para explicar lo bien que les va la vida. Acuden a nosotros porque tienen problemas y necesitan de unos recursos que la sociedad le pone a su disposición", ha considerado la ponente.

Por ello, ha valorado que el hecho de estar siempre en convivencia con el dolor y el sufrimiento del otro hace que también se genere un estrés en el profesional. Y ha planteado la siguiente cuestión: ¿cómo se puede evitar que el profesional que trabaja con el dolor acabe herido? Como respuesta ha reiterado el concepto de supervisión profesional y añadió que desde los colegios profesionales y las entidades se está proponiendo que se incorpore dentro de la cartera de servicio esta medida.

Ha confesado que se trata de un sistema que aporta calidad a las empresas pero "supone un desafío reconocer que los profesionales que trabajan en una institución pueden sufrir". Por ello, ha concluido diciendo que el cuidado de estos empleados pasa a veces por propuestas médicas, "cuando a lo mejor con una supervisión se podría mejorar mucho la manera de trabajar".

Etiquetas