Sociedad

SEMANA SANTA

La Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Monzón recibe el título de "Real"

Coincide con dos efemérides con 50 aniversario de la hermandad religiosa y el 75 de la bendición del paso

La Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Monzón recibe el título de "Real"
La Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Monzón recibe el título de "Real"
F.J.P.

MONZÓN.- La Casa Real Española ha concedido a la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Monzón el título de "Real". El sello honorífico coincide con la celebración del 50 aniversario de la hermandad religiosa y el 75 aniversario de la bendición del paso que muestra a Jesús con la cruz a cuestas camino del calvario.

En 2005, la Casa Real aceptó la solicitud de la cofradía ribereña de nombrar Hermano Mayor Honorífico al Rey Don Juan Carlos I. Ayer informaron de la concesión del título de "Real" el presidente, Aurelio Cortés, el vicepresidente, Salvador Sarrado, y el secretario, Francisco Orea.

Sarrado ha explicado: "En 2005 ya manifestamos nuestro interés en el título de Real, y nos dijeron que primero debían transcurrir unos años con un miembro de la Casa Real como Hermano Mayor. Han pasado 14 años y en noviembre entendimos que este era el mejor momento por la conmemoración de los dos aniversarios".

Cortés ha señalado que el título obliga a una pequeña remodelación de los estatutos, a cambiar los anagramas y logotipos y a enviar a la Casa Real las actas de las asambleas, entre otros aspectos. "Sobre todo supone un honor", resumió.

La Cofradía del Nazareno reúne en la actualidad a 186 cofrades. Desfilará a las once de la noche del Miércoles Santo entre la iglesia de San Juan y la catedral de Santa María del Romeral, y el día de Viernes Santo en el vía crucis matinal por el casco antiguo y en la procesión culminante del Santo Entierro.

Los cofrades visten hábito morado y capirote blanco. La imagen fue adquirida en el taller Arte Sacro de Olot (Gerona), y quienes primero la portaron fueron los jóvenes de Acción Católica, alentados por mosén Ramón Macarulla.

Etiquetas