Sociedad

INTERCAMBIOS SOLIDARIOS

Proyectos de Venezuela y Colombia saltan hasta Huesca

Tres profesionales comparten con los oscenses su saber en diversas materias

Proyectos de Venezuela y Colombia saltan hasta Huesca
Proyectos de Venezuela y Colombia saltan hasta Huesca
R.N.

HUESCA.- Tres profesionales del ámbito de los Servicios Comunitarios procedentes de Colombia y Venezuela compartieron este miércoles con los oscenses sus experiencias en proyectos solidarios durante un "Técafé Tertulia" que se desarrolló bajo el título "Im-Periencias" en el Bar Bendita Ruina de Huesca.

Organizada por la Red Local de Convivencia, que reúne al Ayuntamiento de Huesca y a otras entidades sociales afines a los objetivos de la lucha contra las discriminaciones, la sesión contó con la presencia de Hazeel Mora, Licenciada en Sociología del Desarrollo, Leidy Parra, nutricionista y dietista, y Román Mazo, administrador de empresas y experto en economía solidaria. Los tres explicaron en Huesca su implicación en proyectos solidarios de educación, nutrición y vivienda con el objetivo de mostrar sus conocimientos y habilidades profesionales en esta tertulia que rompió una lanza por la convivencia y se enmarcó a su vez en el programa de actos del Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.

Esta fue la primera cita del ciclo "Im-Periencias", en la que estos tres expertos "mostraron sus experiencias y pericias en el ámbito de los Servicios Comunitarios para integrarlas en el espacio profesional oscense y enlazarlas directamente con el tema de la Educación Social y el Desarrollo Comunitario relacionado con la convivencia", detalló Pilar Martín, técnico de Igualdad del Ayuntamiento de Huesca.

En concreto, Hazeel Mora desgranó ante los asistentes un proyecto de formación para adultos con cooperación con la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez de Venezuela realizado en convenio con el Ministerio de la Cultura del país "para profesionalizar a personas, bachilleres en principio, con alguna experiencia previa en el área social, en las artes o el deporte". A partir de allí se puso en marcha un programa que dio lugar a licenciados en Educación con mención en Desarrollo Cultural. El proyecto promovió otras iniciativas para mejorar las condiciones de vida de las comunidades a nivel local y "aportó las herramientas necesarias para llegar a los ciudadanos y ubicar en un puesto laboral a personas con el perfil adecuado", explicó.

Por su parte, la colombiana Leidy Parra abordó diversos factores que implica la nutrición infantil en el mundo dentro de los objetivos de Desarrollo Sostenible marcados por Naciones Unidas para el año 2030.

"He tenido la oportunidad de trabajar en mi país con población vulnerable, indígenas y madres gestantes en estado de desnutrición, algo que trae repercusiones en la vida adulta a través de enfermedades crónicas que pueden afectar a las empresas en el futuro", valoró.

Asimismo, se refirió a su labor como nutricionista en empresas privadas, donde instauró acciones correctivas de alimentación entre los empleados, "lo que elevó la productividad y redujo las bajas", apuntó.

En tercer lugar Román Mazo se centró en una experiencia realizada en la ciudad colombiana de Medellín en la que se instauró un modelo de autogestión comunitaria con una figura jurídica denominada Organizaciones Populares de Vivienda. La propuesta trabajó en la vivienda de interés social, "desde la que se organizó la comunidad para lograr que los ciudadanos que cumpliesen los requisitos lograsen una casa propia y se reformaron viviendas y barrios deprimidos".

Las tres iniciativas presentadas mostraron así ideas aplicables en Huesca con el objetivo de mejorar la calidad de vida desde los servicios comunitarios.

Etiquetas