Sociedad

DÍA DE LA ELIMINACIÓN DE LA DISCRIMINACIÓN RACIAL

Huesca defiende la diversidad como elemento de riqueza

Una jornada técnica para profesionales aborda la convivencia

Huesca defiende la diversidad como elemento de riqueza
Huesca defiende la diversidad como elemento de riqueza
P.S.

HUESCA.- Huesca celebró este jueves el Día internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial con una Jornada Técnica para profesionales, organizada por la Red Local de Convivencia, que abordó estas cuestiones. La concejal de Igualdad del Ayuntamiento de Huesca, Yolanda de Miguel, presentó esta jornada de sensibilización que se dividió en tres actividades. Una primera de denuncia, una segunda parte de acción, con la realización de un taller antirrumores, y una tercera parte de reflexión, sobre la diversidad religiosa en las sociedades laicas.

Mediante estos tres hechos se puso sobre la mesa el objetivo de la jornada que, aparte de celebrar este día, fue el de "reivindicar la visibilización de la diversidad como un elemento de riqueza en nuestra ciudad y también denunciar que todo el mundo necesitamos hacer una revisión de nuestras actitudes de acogida e inclusión", según expuso Pilar Martín, miembro de la Red Local de Convivencia y técnico del área de Igualdad, Migraciones y Diversidad del Ayuntamiento de Huesca.

En este sentido, Martín destacó que las personas migrantes advierten que "Huesca es una ciudad amable pero excarvando encontramos actitudes de microxenofobia", y comentó que "es una ciudad con claroscuros, como cualquier persona que vivimos en ella".

Puntualizó, además, que "al ser una ciudad pequeña tiene unas características de vecindad que propician que el encuentro sea más fácil, pero también, por contra, da sensación de que se encuentra segura solamente cuando se está entre su propia comunidad, es decir, que la idea de ser de Huesca de toda la vida es un elemento dificultoso porque, si nos sentimos una comunidad muy diferente y aparte del resto, será difícil que alguien de fuera se sienta como en casa". Por este motivo, se apuesta por trabajar de manera personal. En los últimos años ha habido cambios en todos los ámbitos, la técnico del Ayuntamiento oscense recordó que "se ha ido avanzando dentro del sistema, poco a poco, por ello en el día de hoy ya no reivindicamos eso, que sabemos que llegará a las instituciones, sino que pedimos que sean las personas quienes lo cambien de manera individual". La jornada no se centró en quienes acaban de llegar porque la comunidad gitana y otras de inmigrantes están muy empoderadas porque son exactamente iguales al resto y sin embargo no se les permite que su espacio pueda fluir, "la situación de las personas que tenemos ciertos privilegios, ya sea por el nacimiento o por el tono de piel, tenemos que dejar paso a la visibilización de esas personas", aclaró Martín.

El coordinador provincial de la Fundación Secretariado Gitano, Eduardo Julián, se encargó de abrir la jornada con una ponencia en la que dio difusión a la Oficina Aragonesa contra la Discriminación que el Gobierno de Aragón puso en marcha el año pasado y al Servicio de asistencia y orientación a víctimas de discriminación racial que presta el Consejo por la eliminación racial o étnica, que es un órgano colegiado que depende de la secretaria de Estado de Igualdad compuesto por ocho entidades a nivel nacional. Comentó que esta entidad tiene doble sentido, "por un lado se registran e investigan los casos de discriminación y por el otro se realiza un labor de sensibilización a la ciudadanía en general sobre sus derechos".

Julián esclareció que se da una situación de "infradenuncia" en los casos de discriminación que "suele deberse al miedo a las represalias y al desconocimiento de sus derechos", y citó que desde 2013 ha habido más de dos mil casos de discriminación. "Muchas veces -aseguró- no se es consciente de que son objeto de discriminación", por ese motivo se trabaja en este sentido, "especialmente en momentos de elecciones como este con la aparición de partidos que excluyen a otras comunidades o que utilizan la inmigración como arma arrojadiza".

Dijo que cada año en Huesca se registran "casos de discriminación, que suelen darse a la hora de alquilar una vivienda o de hacer la compra, que se mira más los bolsos en el supermercado a determinadas mujeres".

La cita continuó con el taller antirrumores para el que se contó, mediante la proyección de un video, con la experiencia de proyectos realizados en Barcelona y en Zaragoza. Con lo que se pretendió, según Pilar Martín, "cambiar el sentido al rumor que no sea algo negativo porque está lleno de aspectos positivos" y se trabajó en montar rumores que estén fundamentados para que lleguen al mayor público posible.

El punto final llegó de la mano de varias creencias religiosas. Representantes de las fes evangélica, ortodoxa y musulmana en Huesca explicaron cómo llevan a cabo la práctica religiosa en esta ciudad y pusieron sobre la mesa sus dificultades.

Hasta el momento estas comunidades han ido dando respuesta a sus problemas pero sin hacerlos visibles y, por tanto, ante el desconocimiento de parte los oscenses. "La practica religiosa se realiza en lo privado pero tiene un aspecto social que es importante visibilizar", aseguraron desde la Red local y destacaron que "es posible en una sociedad laica la convivencia con la diversidad religiosa". A pesar de que sigue habiendo prejuicios, apuntaron a que "eliminarlos no significa suprimir la existencia de las diferentes prácticas".

Por la tarde la Ludoteca Candeleta acogió un taller para niños y niñas titulado ¿Por qué te vas? en el que los participantes pudieron acercarse al motivo de esta jornada conmemorativa.

Etiquetas