Sociedad

LA ENTREVISTA

Manuela Vellés: "Me he lanzado a la música para darme el gusto, para disfrutar"

La actriz y cantante toca este viernes (22:30 horas) en el Centro de Congresos de Barbastro y este sábado (23:30 horas) en El Veintiuno de Huesca

Manuela Vellés: "Me he lanzado a la música para darme el gusto, para disfrutar"
Manuela Vellés: "Me he lanzado a la música para darme el gusto, para disfrutar"
S.E.

HUESCA.- Aunque lleva más de diez años dedicada a la interpretación y el público la conoce por películas como Caótica Ana y Camino, Manuela Vellés lleva toda la vida cantando.

De hecho, su preciosa voz ya se pudo escuchar en La novia o en la serie Velvet, pero no ha sido hasta ahora cuando la actriz se ha atrevido a dar un paso más y lanzarse al mundo de la música.

"Creo que todo llega en su debido tiempo. Seguramente se me han quitado muchos miedos y lo hago para darme el gusto, para disfrutar", asegura Manuela Vellés Casariego (Madrid, 1987), que, tras mostrar sus canciones a sus familiares y amigos, recibió el impulso necesario para publicarlas.

El resultado de esta primera aventura se llama Subo bajo, un disco pop folk con toques electrónicos y sonidos ambientales que hace honor a su título por la "montaña rusa" de emociones que muestra.

"Son canciones que he escrito a lo largo de varios años. Unas más pausadas, reflexivas, lentas -La hoja o Mi suerte- y otras más animadas como el reggae Balanceo, la rumba La niña mala o la ranchera Bailemos", describe Vellés, que ha colaborado con Adri de La Pegatina en este último tema.

Subo bajo ha sido producido por ella misma junto a Mario Patiño y Edgar Beltri en el estudio La Atlántida, una experiencia "maravillosa y muy fácil", puesto que sus compañeros trataron sus temas "con cariño y respeto".

Subo bajo le llevará este viernes (22:30 horas) al Centro de Congresos de Barbastro y este sábado (23:30 horas) a la sala El Veintiuno de Huesca, donde presentará estas canciones en acústico.

Las letras tienen un peso muy importante en su propuesta, por eso este formato "funciona muy bien, porque el público puede escuchar atento la historia. Me gusta contar entre canciones lo que me impulsó a escribir cada una, y es muy bonito ver que se sienten identificados", señala.

Aunque normalmente está acostumbrada a meterse en la piel de otras personas, cuando canta se interpreta a sí misma, algo que considera "más fácil" que actuar. "Soy yo, libre, en el escenario, compartiendo sentimientos. Lo mejor es el contacto con el público, cuando se emociona contigo", afirma.

De su trayectoria cinematográfica destaca Caótica Ana (2007), "por ser la primera película y quizás la más exigente".

"Fue un rodaje difícil e intenso en el que tenía mucha responsabilidad. Trabajar con Julio Medem fue un regalo", recuerda.

Después "han venido muchos trabajos también inolvidables y en cada proyecto he aprendido algo", dice Vellés, que de sus últimas películas destaca Alegría Tristeza (2018), de Ibon Cormenzana.

Además de girar por España, en la actualidad está grabando la segunda temporada de Alta mar, una serie de Netflix que se podrá ver "próximamente", avanza.

"Y en verano estrenamos un filme de terror, La Influencia, con Emma Suárez, Maggie Civantos, Alain Hernández y Claudia Placer", concluye.

Etiquetas