Sociedad

SEMANA SANTA

La representación de la Pasión renueva su imagen para la próxima cita de abril

Jesús Gutiérrez ha diseñado el cartel y el logotipo de la obra sacra, además la iluminación será otra de las novedades

La representación de la Pasión renueva su imagen para la próxima cita de abril
La representación de la Pasión renueva su imagen para la próxima cita de abril
P.S.

HUESCA.- Con imagen renovada, así se presenta este año la representación teatral de La Pasión de Huesca. Un drama sacro que cada año, desde hace más de 70, pone en escena la Asociación de Antiguos Alumnos del Colegio de los Salesianos, y que esta semana se presentó en el centro escolar oscense en una rueda de prensa en la que Chiqui Ferrer, miembro del equipo de dirección escénica, Javier Machuca, actor que representa a Jesús, y María Cabrero, encargada de vestuario y maquillaje, explicaron las novedades para este 2019.

Esta función que narra la pasión, la vida y la muerte de Jesús de Nazaret "es una historia que ocurre hace dos mil años y que nosotros queremos acercar al presente para el público de este siglo XXI", avanzó Ferrer. Y todo esto es posible, reconoció Ferrer, "gracias a que se reúnen de manera totalmente altruista más de 200 personas, de las cuales unas 50 son niños, entre actores, personal técnico, de administración, de vestuario, publicidad, etcétera, personas que dejan gran parte de su trabajo habitual para poner sobre las tablas este espectáculo y a quienes hay que agradecer su presencia, especialmente, en estos tiempos en los que vamos todos muy ajetreados".

Jesús Gutiérrez ha sido el encargado de colaborar con la asociación para crear el nuevo logotipo y el inédito cartel, muy esmerado, con la finalidad de poder reconocer rápidamente lo que se anuncia en él, "ya que nos parecía interesante tener una imagen de marca que nos identificara", aseguró Ferrer.

Del logotipo, renombrado como La Pasión Huesca, destacaron que se ha contado con los tres elementos más representativos de las tres culturas que aparecen en la obra. Por un lado, la cristiana, que aparece reflejada en la letra con una cruz latina, por otro, la judía, que aparece en el candelabro de los siete brazos, la menorá, dibujado en la letra o y, desde la letra h de Huesca, se subraya todo con el flagelo romano como elemento de tortura.

En la marca aparece destacada la palabra Huesca "porque si algo tenemos claro es que La Pasión de los Salesianos está ligada a este municipio porque la obra a lo largo de todos estos años, y más si cabe en los últimos, se ha convertido en un elemento de promoción de la ciudad", aclaró Ferrer. Y es que aseguran que atrae a mucho público de fuera con lo que los turistas pasan el día en Huesca, comen en sus restaurantes, compran en sus tiendas y pasean por sus calles, e incluso, subrayaron que muchos asistentes les preguntan por espacios dónde alojarse.

También ha cambiado el tradicional cartel que pasa a mostrar la fotografía de una mano abierta sobre la que hay monedas ensangrentadas en referencia a la "traición de Judas a Jesús", argumentó Ferrer.

Entre las novedades en las que se ha trabajado en el último año sobresale la iluminación de la escena. En este sentido, Ferrer aseguró que "hemos buscado darle un nuevo giro a la obra utilizando luces más tenues y más sutiles con el objetivo de que el público se sumerja en la representación, que se perciba mucho más íntimo, sobre todo en lo que es la segunda y tercera parte que hablan sobre la vida, la muerte y la pasión de Cristo".

Para la primera parte en la que se narra todo lo que es la vida pública de Jesús, con escenas en las que aparece muchísima gente con momentos en los que hay más de cien personas sobre el escenario, "se juega con lo que es el ciclorama que nos permite combinar tonos con el color arena, pimienta y anaranjados que dotan a la escena de una gran calidez".

A la vez de trabajar las luces, para lo que se ha contado con la colaboración de la empresa profesional Rampa, se ha reforzando el trabajo actoral de cuyo resultado están muy satisfechos y afirmó Ferrer que los ensayos habían sido "muy intensos durante los últimos meses". Además, avanzó que se había intentado "trabajar en los detalles que en otras ocasiones debido a la magnitud de la obra no se habían podido modificar y este años sí lo hemos conseguido".

Todas estas mejoras que se realizan cada año son posibles, además de con el dinero recaudado de la taquilla, gracias a las colaboraciones y pequeñas aportaciones económicas de empresas y y comercios.

Para las citas de este año que serán los días 6, 7, 13, 14, 20 y 21 de abril, todas ellas a las 17 horas en el Teatro Salesianos, ya se han confirmado reservas desde diferentes puntos de la provincia altoaragonesa, pero también desde Zaragoza, Lérida, Barcelona, Navarra, Madrid o Sevilla, comentaron los miembros de La Pasión. Y es que comentaron que cada año pasan por las butacas del teatro unas 1.700 o 1.800 personas.

Las entradas se pueden reservar y adquirir en taquilla los días de cada representación, por teléfono en el 695 637 660 o por correo electrónico en reservas@lapasionhuesca.com o en la misma página web de la obra www.lapasionhuesca.com. El precio es de 14 euros en butaca y 12 en anfiteatro, todas ellas van numeradas.

Ferrer aprovechó la cita con la prensa para agradecer el éxito rotundo de la exposición fotográfica de Oscar Catalán sobre La Pasión que se mostró en el centro cultural de Ibercaja del Palacio de Villahermosa durante las fechas navideñas que tuvo que prorrogarse una semana más ante la gran asistencia de público.

Etiquetas