Sociedad

ENTREVISTA

Ximo Tébar: "El buen jazz debe embrujar y transportar a los oyentes"

El guitarrista valenciano actúa este sábado, a las 20:30 horas, en el Palacio de Congresos de Jaca

Ximo Tébar: "El buen jazz debe embrujar y transportar a los oyentes"
Ximo Tébar: "El buen jazz debe embrujar y transportar a los oyentes"
S.E.

HUESCA.- Dentro de la programación del Jaca Club de Jazz que organiza el Ayuntamiento jaqués, Ximo Tébar presenta hoy (20:30 horas) en el Palacio de Congresos el directo de su nuevo trabajo editado por Warner, Con Alma & United, que aterriza en tierras oscenses tras el éxito de público y crítica en los más importantes escenarios y festivales de New York.

El músico valenciano interpretará recreaciones de célebres estándares junto a composiciones de Shorter, Mingus o Monk. En sus directos, Ximo Tébar hace guiños a otros géneros, especialmente al blues, absolutamente intrínseco a su forma de entender el jazz.

El artista actuará en formato de cuarteto, compuesto por Nathaniel Townsley (batería), Nacho Mañó (bajo), Will Martz, (piano y teclados).

"Las interpretaciones son recreaciones basadas en mi concepción estilística que nace de mi cultura mediterránea, y el Mediterráneo representa luminosidad, color, alegría y celebración", asegura el guitarrista.

El jazz es cuestión de detalle, sutileza y sofisticación en su propuesta. "Siempre que abordo un proyecto lo trabajo y lo desarrollo con mucho mimo, teniendo en cuenta muchos detalles para que el resultado final sea homogéneo y transmita mi sonido característico", reflexiona.

El guitarrista pinta muchos paisajes sonoros y su música se interpreta como algo embrujado. "El jazz se puede interpretar en cualquier contexto y con cualquier estado de ánimo. En cualquiera de las formas, el buen jazz, o mejor dicho, la buena música tiene que embrujar y transportar a los oyentes", señala.

Sobre la guitarra, afirma que es su instrumento. "Es el que sé tocar y el que llevo tocando, aprendiendo e investigando toda mi vida. Confieso que si pudiera volver cincuenta años atrás elegiría otro instrumento: el piano y la voz", reconoce.

Sobre lo más bonito que le ha ocurrido en su carrera, cuenta que han sido "muchísimas cosas". "He conocido muchas personas maravillosas, he hecho grandes amigos, he visitado lugares extraordinarios por todo el mundo, pero especialmente, ahora mismo, lo que más me congratula es ver que mis hijos siguen mi estela, también están en el mundo de la música y comparten el escenario conmigo habitualmente", terminal

Etiquetas