Sociedad

ECOS - A TU SALUD

Cómo cuidar y mantener sana la piel de los niños

Los expertos recomiendan el uso de productos hidratantes y calmantes

Cómo cuidar y mantener sana la piel de los niños
Cómo cuidar y mantener sana la piel de los niños
R.N.

El cuidado de la piel de los niños es fundamental para mantener su salud. Al igual que los pulmones, el corazón, el hígado o el cerebro, la piel es un órgano vital para el correcto funcionamiento del cuerpo humano y además es la primera barrera protectora que nos preserva de los agentes patógenos externos.

Y aunque el mercado ofrece una amplia gama de jabones y cremas, no todas son adecuadas para la piel de los más pequeños que pueden resultar de diferentes tipos: atópica, alérgica, reactiva o frágil.

Ainhoa Aguado, formadora de Aderma, expuso todas estas cuestiones durante la charla que impartió esta semana en el Aula Marro Salud de Huesca bajo el título ¿Cómo es la piel de tu hijo?

La experta planteó cuidados básicos como el utilizar "una crema que conlleve un plus, que sea hidratante pero que a la vez sea calmante y antiinflamatorias porque estas pieles pican".

También se refirió al uso de un producto de higiene adecuado, "algo a lo que no le damos muchas veces la importancia que requiere", apuntó.

Consideró que "como el gel es algo que se va por el desagüe pensamos que no importa qué producto utilicemos para limpiar nuestra piel, pero no es así porque los jabones demasiado agresivos y que espuman mucho se llevan la capa de protección de la piel", advirtió.

Ante un producto inadecuado, grandes y pequeños "pueden sufrir sequedad de la piel, inflamación pequeños granitos y, sobre todo, mucho picor", planteó.

De entre todos los tipos de piel que existen se refirió en primer lugar a la atópica, que es la más sensible de todas. "También hay pieles intolerantes y otras mucho más frágiles. Cada una de ellas requiere cuidados específicos, pero la base es una buena higiene y un buen producto hidratante", indicó la formadora, que animó a los padres y madres a acudir al pediatra, quien si lo cree conveniente les derivará al dermatólogo.

Aguado también planteó a los asistentes a la charla otra serie de cuidados básicos de la piel, "como evitar el uso de suavizante a la hora de lavar la ropa para que las propias prendas no irriten la piel". También aconsejó "que no se empleen esponjas, que a los niños se les seque con toquecitos suaves con la toalla y que los baños sean cortos y con la temperatura del agua templada".

Todo esto, dijo, se puede aplicar a su vez para los adultos.

"Hablamos mucho de la piel de los niños porque un 85 % de los casos de piel atópica, las más frágil de todas, afecta a menores de cinco años, pero hay un 15 % de diagnósticos en adultos, a los que se hacen extensibles todos estos cuidados", planteó la experta durante la charla.

Etiquetas