Sociedad

ECOS - DE CERCA

Javier Matinero Benito: “El Somontano sabe a vino, tomate, trufa,aceite,... ¡A muchas cosas y todas ricas!”

El cocinero, que reside en Barbastro, dice que procura no perderse ningún partido del Huesca y del Zaragoza

Javier Matinero Benito: “El Somontano sabe a vino, tomate, trufa,aceite,... ¡A muchas cosas y todas ricas!”
Javier Matinero Benito: “El Somontano sabe a vino, tomate, trufa,aceite,... ¡A muchas cosas y todas ricas!”
Á.H.

¿Qué se dice a sí mismo cuando se mira en el espejo por la mañana?

- Venga, ¡a trabajar!

¿Cuál es la mayor superficialidad que le encanta permitirse en su vida?

- Jugar a la pelota y ver el fútbol, intento no perderme un partido ni de la SD Huesca ni del Real Zaragoza…

¿Y qué es lo más responsable que le gusta tomarse con máximo rigor?

- Mi trabajo, sin duda.

Del 1 al 10, ¿qué grado de coquetería ejercita y por qué?

- Un 5 y gracias, lo justo, justo…

¿Qué hace usted cuando "se suelta el pelo"?

- Ufff ¡ya no recuerdo esa sensación! Cuando me junto de comida con los amigos…

¿Le daría rubor reconocer que tiene sueños eróticos?

- Si los tuviera, no…

¿Con qué personajes se tomaría más a gusto un vino del Somontano?

- O con algún cocinero interesante o con cualquier amigo de manera casual…

¿A quién elegiría para una foto de posteridad?

- A mi hija Lúa...

¿Cuál es su oración preferida?

- Yo soy más de refranes…

¿Algún vicio confesable?

- Dormiría todo el día.

¿Qué defecto no soporta en los demás?

- La impuntualidad me cansa.

¿Qué valora más en las personas?

- Que tengan buen fondo, que sean honestas.

¿Cocinero de toda la vida o chef de nuevo cuño?

- Sin duda, yo soy cocinero.

¿Cocinero en el restaurante y cocinetas en casa?

- Exactamente, me gusta y ejerzo.

¿Es un hombre de mucho trasiego en la cocina?

- Las cocinas suelen ser lugares de mucho trasiego… ¡y que dure!

¿Prefiere más el trasiego en el comedor?

- Desde luego, eso nunca va mal, aunque al final siempre repercute en el trasiego de la cocina…

¿Es cierto que Dios está entre los pucheros y cazuelas como dijo Santa Teresa?

- Pues no lo sé, ¡yo nunca lo he visto!

¿Quién se encarga de la cesta de la compra en su casa?

- Esta tarea la tenemos un poco a medias.

¿Es verdad que los cocineros se queman las pestañas?

- Pues ni idea, nunca he visto a nadie quemárselas…

¿Cómo se las arregla para conseguir uno de los Premios Aragón 2019 y cuatro en el Concurso de Tapas 10 del Somontano?

- Supongo que rodearse de un buen equipo y echarle muchas ganas y horas…

Por cierto, ¿se va de tapas alguna vez?

- Menos de las que me gustaría y siempre que puedo.

¿En todo esto, qué parte de gracia tiene su mujer Natalia Gracia?

- ¡En todo, toda la gracia y toda la culpa! (risas).

¿Qué me dice de la tortilla de patata que hace su madre en Artasona?

- Que está muy rica y que es la mejor, pero creo que nadie mejor que el entrevistador para hablar de esa tortilla…

¿A qué sabe Somontano?

- A vino, tomate, trufa, aceite… ¡A muchas cosas y todas ricas!

¿Cree que hay un vino adecuado para cada ocasión?

- Sin duda, aquí tenemos mucho donde elegir.

¿Quién elige los menús para la comida en casa?.

- ¿Intentamos consensuar… Aunque el que guisa dice los detalles.

¿Vino del Somontano y Jamón de Teruel es una propuesta atractiva?

- A mí desde luego me lo parece, siempre es buen momento para esa combinación.

¿Qué me dice sobre los aceites del Somontano?

- Que están muy ricos y lo están haciendo muy bien.

¿Aconseja un trasiego por la Ruta del Vino Somontano?

- Más que un trasiego, la oferta enoturística de Somontano da para mucho.

¿Qué receta es la mejor en tiempos de crisis?

—Si hablamos de cocina, unas sopas de ajo y pan bien buenas… y si hablamos de la vida, esfuerzo y trabajo.

¿Somontano es un territorio con buenas esencias?

- Con buenas esencias, buen producto y buena gente

¿Qué le parece el Tomate Rosa con Espárrago de Barbastro, chiretas de Pozán, aceite de Bierge, vinos del Somontano, crespillos, almendras garrapiñadas, mermeladas y rosquillas artesanas?

- Pues que estamos en un lugar con unos productos privilegiados… Vamos, que tenemos mucha suerte.

Etiquetas