Sociedad

AIRE LIBRE

Más de 700 participantes en la "Ruta de los Castillos"

La organización destaca que el nuevo trayecto de casi 35 kilómetros "está firmemente consolidado"

Más de 700 participantes en la "Ruta de los Castillos"
Más de 700 participantes en la "Ruta de los Castillos"
I.F.

HUESCA.- Un total de 776 participantes se congregaron en Bolea para cubrir un distancia de 34,8 kilómetros en el marco de la decimoquinta marcha senderista "Ruta de los Castillos", que tuvo lugar el pasado sábado 18 de mayo.

Según fuentes del área de Deportes de la Comarca de La Hoya de Huesca, la mañana comenzó soleada, "con algo de cierzo y una temperatura fresca perfecta para una gran jornada senderista".

La prueba comenzó a las ocho de la mañana, tras haberse procedido a la recogida de acreditaciones y el reparto del almuerzo a base de café, leche, zumo, chocolate a la taza y torta. Los senderistas más rápidos llegaron a Murillo sobre las 13 horas, mientras que el último en alcanzar la meta lo hizo en torno a las 16 horas.

Asimismo, la Vuelta Ciclista a Aragón supuso un aliciente más para los participantes que llegaron a Murillo de Gállego, ya que pasó por allí la prueba deportiva sobre las 13:30 horas. "Supuso un espectáculo digno de verse, aunque produjo algunos minutos de espera no previstos", informan desde el área comarcal de Deportes, que ha sido la encargada de la organización de la 15 edición de la Ruta de los Castillos, con el apoyo técnico del Club Os Andarines d"Aragón así como la colaboración de los ayuntamientos de Ayerbe, Riglos, Murillo de Gállego, Loarre y Bolea.

Desde la organización valoraron la excelente preparación de los participantes tanto por la velocidad media alcanzada como por el alto porcentaje de senderistas que completaron todo el recorrido.

De los 776 inscritos que tomaron la salida, casi el 50 por ciento completó los 35 kilómetros, mientras que la otra mitad se decantó por una de las otras dos alternativas de recorrido, una de ello partiendo desde Bolea para llegar a Loarre y la otra el recorrido de Loarre hasta Murillo de Gállego.

"El tiempo acompañó en todo momento a los participantes, con una temperatura óptima para el senderismo sólo enturbiada en algún momento por algunas ráfagas de viento en las zonas más expuestas del camino de Cajigar y castillo de Loarre", explican.

La organización dispuso de controles de avituallamiento en los que suministró a los participantes bocadillos, frutos secos, plátanos, bebidas isotónicas y sobre todo, agua, y que estuvieron localizados en puntos del recorrido como Bolea, Aniés, el alto del castillo de Loarre, la ermita de Marcuello y Riglos, entre otros.

En el castillo de Loarre, cuyo ascenso fue la primera gran dificultad de la jornada por el desnivel a superar, se repartieron bocadillos y los participantes pudieron consumir refrescos. "En este punto, un total de 20 personas dieron por concluida su marcha, pero por el contrario se sumaron casi 400", matizan. La distribución de todas las zonas de avituallamiento fue posible gracias a la colaboración con la que contó la organización por parte de 40 miembros de la Asociación Os Andarines d"Aragón y miembros de distintas asociaciones y colectivos ciudadanos de Bolea, Ayerbe y Loarre.

Alrededor de noventa personas cooperaron en la organización, además de que se contó con la ayuda prestada por un nutrido grupo de voluntarios de Protección Civil que se encargaron de velar por la seguridad de los caminantes, con participantes de todas las edades. El buen ambiente vivido durante toda la prueba, una de las más atractivas y participativas de las que actualmente se celebran en Aragón, continuó durante la comida servida en el pabellón polideportivo de Ayerbe. Esta localidad alberga cada año a todos los participantes en una comida para más de 800 personas.

LA ORGANIZACIÓN SE MUESTRA SATISFECHA

Desde la organización subrayan su satisfacción por los resultados alcanzados y anunciaron que se iba a mantener este mes de mayo, como fecha de referencia de la Ruta de los Castillos dentro del calendario de marchas senderistas aragonesas.

El área comarcal de Deportes destaca que el nuevo trayecto "está firmemente consolidado desde Bolea hasta Murillo, pasando por el camino Natural de La Hoya de Huesca, con un recorrido vistoso y bonito que mejora el anterior recorrido que iba directo desde el castillo de Sarsa hasta Ayerbe, pasando ahora en su parte final por el paraje de Riglos y el río Gállego".

Este cambio "obliga a un mayor esfuerzo organizativo al tener que desplazar a los senderistas con ayuda de ocho autobuses dispuestos por la organización". Pero "los comentarios favorables al cambio hacen que se consolide definitivamente como el recorrido oficial de esta ruta", agregan desde el área comarcal de Deportes.

Etiquetas