Sociedad

LA ENTREVISTA

Javier Padilla: "La Transición fue muy complicada, pero España cambió para bien"

El joven escritor desgrana su último libro "A finales de enero", en el que recoge la historia de tres estudiantes antifranquistas

Javier Padilla: "La Transición fue muy complicada, pero España cambió para bien"
Javier Padilla: "La Transición fue muy complicada, pero España cambió para bien"
S.E.

HUESCA.- El joven escritor Javier Padilla (Málaga, 1992) presentó hace unos días en Morillo de Tou su libro A finales de enero (Ed. Tusquets), una obra desde la que defiende que "la Transición fue un proceso muy complicado y complejo con momentos muy oscuros, pero que a la vez trajo muchas cosas buenas porque España cambió para bien".

Padilla, que reside actualmente en Nueva York donde estudia un doctorado en Ciencias Políticas, recibió además por este libro el XXXI Premio Comillas de Historia, Biografía y Memorias.

Y es que, A finales de enero plasma la emocionante y dolorosa historia de amor que entrelazó la vida de Enrique Ruano, Dolores González y Francisco Javier Sauquillo, "tres jóvenes antifranquistas de los años 60 y 70 que estudiaron en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid", detalla.

El fallecimiento de Enrique en enero de 1969 hizo que Lola y Javier se hiciesen abogados laboralistas y se afiliaran al partido comunista para luchar por los intereses de los trabajadores. "Esta obra recoge la vida de los tres, sus contradicciones, su manera de pensar, cómo se enamoraron y cómo lucharon contra el Franquismo", explica el escritor.

Enrique, apunta, "fue detenido y acabó muerto tras una serie de interrogatorios en un piso de su familia. Desde los medios oficiales se dijo en aquel entonces que había sido un caso de suicidio y cuando se reabrió el caso ya en democracia, 20 años después, se pudo saber que lo mataron tres policías". El autor explica que ha escrito esta obra para despertar el interés por la Transición en la juventud, aunque reconoce que la historia le llegó "por casualidad" tras una conversación con un amigo editor que le despertó el interés por Lola González.

"Vi que se habían escrito sobre ella textos muy interesantes, como un obituario de Cristina Almeida que me llamó la atención", confiesa.

Para dar forma a esta obra, Padilla realizó más de 50 entrevistas a amigos, familiares y a otros muchos personajes con implicación en la política española que tuvieron trato con los protagonistas de su libro. Entre ellos destaca nombres como los de Alfredo Pérez Rubalcaba, Cristina Almeida, Paquita Sauquillo y Fernando Sabater, desde cuyas experiencias fueron brotando las páginas de esta novela que complementó con la visita a archivos y la lectura de libros sobre esta época.

Tras este trabajo reconoce que ahora tiene una visión "mucho más matizada" de este periodo de la historia de España. "Yo antes no tenía mucha idea de la Transición, me habían dado un discurso en el colegio muy idílico sobre el proceso y también había recibido información muy contradictoria sobre si había sido un fraude o no", revela. Y añade que "hubo muchas víctimas mortales, porque fue una Transición muy violenta en comparación con otros países, y algunos procesos que no quedaron aclarados".

Etiquetas