Sociedad

DIÓCESIS

Éxito de la Misión Joven en la que participaron Barbastro-Monzón y Jerez

Chavales de ambas diócesis han compartido una semana de actividades por diferentes localidades del Alto Aragón

Éxito de la Misión Joven en la que participaron Barbastro-Monzón y Jerez
Éxito de la Misión Joven en la que participaron Barbastro-Monzón y Jerez
S.E.

BARBASTRO.- El obispo de la Diócesis de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez Pueyo, presidió en la Catedral de Barbastro la eucaristía de cierre de la primera Misión Joven que se desarrolló en la diócesis altoaragonesa la semana pasada. Desde el pasado lunes, unos ochenta jóvenes, medio centenar de ellos llegados de la Diócesis de Asidonia-Jerez, a los que se han sumado una treintena de la Diócesis de Barbastro-Monzón, se han convertido "en auténticos apóstoles de calle". A todos ellos, el obispo mostró su gratitud por "ayudarnos a crecer y aprender que se puede ser joven, que se puede ser guapo, por dentro y por fuera, se puede ser inteligente, se puede ser alegre y, al mismo tiempo, ser creyente".

La Misión Joven comenzó el lunes en la iglesia de los Padres Misioneros de Barbastro, donde se reunieron los jóvenes andaluces con los de los cuatro arciprestazgos de la Diócesis de Barbastro-Monzón. Durante estos días, estuvieron alojados en el pabellón Joaquín Saludas, pero se desplazaron por toda la diócesis. El lunes estuvieron en Barbastro y fueron a ver al alcalde, que los recibió en el salón de plenos; después, ya en Monzón, visitaron el monasterio de Santa Clara. El martes fueron de romería, colaboraron en el desescombro del tejado de la ermita de la Virgen de la Alegría, y visitaron a ancianos y enfermos. El miércoles lo pasaron en Villanueva de Sijena, conociendo la vida monástica de las hermanas, a las que ayudaron en sus tareas y después hicieron una cantada popular en el auditorio Labordeta.

El jueves realizaron la dinámica Una palabra en la calle con niños y jóvenes de Fraga y, por la tarde, un grupo de jóvenes de 16 a 23 años inició el Encuentro en la Esperanza, que duró hasta el sábado en Peralta de la Sal. El resto continuó sus actividades en Monzón, Fraga, Aínsa y Barbastro, a donde regresaron para el cierre de esta primera Misión, con una misa en la Catedral.

Etiquetas