Sociedad

EVENTO

Los vecinos de Benabarre se unen para vivir su mágica "Nit de Blanc"

La ubicación de la actividad era desconocida y no se desveló hasta el mismo día de la fiesta

Los vecinos de Benabarre se unen para vivir su mágica "Nit de Blanc"
Los vecinos de Benabarre se unen para vivir su mágica "Nit de Blanc"
E.F.

BENABARRE.- Benabarre se sumó el pasado fin de semana a la "Nit de Blanc" con muy buena respuesta. Le "Diner en Blanc" es un evento "pop up" con aroma a picnic parisino. De hecho, fue en la capital francesa donde comenzó a celebrarse y, a día de hoy, ya se hace en más de 30 países y 80 ciudades diferentes.

La ciudad ribagorzana tuvo el pasado viernes 23 de agosto su Nit de Blanc, una noche para compartir cena, cultura y patrimonio, con amigos y allegados, de forma sostenible y ecológica.

Las características de este fantástico evento, informaron desde el Ayuntamiento de Benabarre, obligan a llevar la vestimenta impecablemente blanca. La decoración y la comida, prosiguieron, corren por cuenta propia. Al tratarse de un evento secreto y "pop up", son los propios participantes los que tienen que llevarlo todo. Mantel blanco (no podrá ser de papel), vajilla blanca, copas de vidrio, cubiertos, servilletas de tela blancas... Los platos y cubiertos desechables estaban prohibidos. Y la cena se acompañó solo por agua, vino o cava.

La ubicación es secreta y nunca se desvela antes del día de la celebración, precisaron. Un total de 200 personas se sumaron a este evento al que había que inscribirse previamente y que se celebró en El Basal, ubicación desvelada tras la quedada general en la plaza Mayor que los participantes inscritos recibieron vía WhatsApp.

Una noche mágica con música, literatura, escultura y artesanía local, compartida de forma altruista por los artistas, junto a la cena que cada participante preparó para la ocasión, en una puesta en escena que nada tuvo que envidiar a la presentación del mejor local gastronómico.

"Mesas vestidas de blanco, velas, flores, vajilla y cristalería. Y al finalizar todo se recoge, se retira y el escenario elegido queda libre de residuos. No hay coste, no genera basura contaminante. Sólo se comparte y se disfruta". Con muy buen sabor de boca, en Benabarre anuncian que la idea es repetir. "El próximo escenario... a descubrir", concluyeron.

Etiquetas