Sociedad

INVESTIGACIÓN

Japoneses y rusos, mayoría en el congreso sobre "simetría" de Benasque

El Centro de Ciencias reúne a 80 científicos de 24 países diferentes

Japoneses y rusos, mayoría en el congreso sobre "simetría" de Benasque
Japoneses y rusos, mayoría en el congreso sobre "simetría" de Benasque
S.E.

HUESCA.- El Centro de Ciencias de Benasque alberga la Segunda Conferencia Internacional organizada por la revista Symmetry, en la que participan 80 científicos de 24 países que trabajan en universidades e institutos de todo el mundo, con una elevada representación de los científicos rusos y japoneses.

En la conferencia se abordan nuevas ideas sobre el papel que juega la simetría en una variedad de temas que abarcan desde la Física, Química, Matemática y Ciencias de la Computación, a la Biología.

"Cuanto más profundamente se analiza la estructura de la materia, mucho más simétrica se vuelve, lo que convierte a la simetría en un elemento fundamental en la descripción de la Naturaleza desde el mundo microscópico. Por esa razón primordial, las simetrías emergen tanto en sistemas químicos, físicos y biológicos complejos muy diversos", subraya Manuel Asorey, catedrático de Física de la Universidad de Zaragoza y director científico del Centro de Ciencias de Benasque. Además, Asorey es codirector de este curso junto a S. D. Odintsov (Journal Symmetry and ICREA) y E. Elizalde (ICE/CSIC, Barcelona).

En opinión del científico aragonés, "lo más interesante de la conferencia de Benasque es la interdisciplinaridad de los temas a tratar, así como las numerosas nuevas aplicaciones de la simetría en ámbitos aparentemente no relacionados, pero que utilizan los mismos métodos proporcionados por la existencia de las mismas simetrías".

El concepto de simetría está asociado a otros estéticos y de orden. Sin embargo, en el mundo científico las simetrías se convierten en herramientas técnicas que permiten analizar la estructura y dinámica de múltiples sistemas físicos materiales o biológicos de manera simplificada y muy eficiente.

Por ejemplo, si un sistema posee simetría bajo reflexión en un espejo basta con estudiar la estructura y dinámica de su mitad, lo que reduce enormemente el esfuerzo técnico.

Pero si la simetría es todavía mayor, por ejemplo, si un objeto permanece invariante bajo rotaciones espaciales, basta con analizar sus propiedades en una línea que parte de su centro. Este tipo de simplificaciones es lo que convierte al análisis de las simetrías de los diferentes sistemas físicos en una pieza muy importante en su estudio. Pero las simetrías tienen reservado todavía un papel más fundamental en la descripción del mundo físico.

Etiquetas