Sociedad

CHISPA

El perro, el mejor amigo y protector de los diputados mexicanos

Corre, olfatea y se sienta delante de un vehículo sospechoso. Jako acaba de descubrir un explosivo en el estacionamiento de la Cámara de Diputados de México. Los equipos de seguridad ya se preparan para desalojar el lugar.

Jako es uno de los seis perros de la unidad canina encargada de rastrear el Palacio Legislativo de San Lázaro, en la Ciudad de México, en busca de artefactos explosivos y este es un entrenamiento para perfeccionar sus habilidades de cara a la protección de los 500 diputados de la Cámara baja.

"Estos perros están entrenados para detectar los explosivos y hacer revisiones en todo lo que es la Cámara de Diputados para dar seguridad a las personas que ingresan y que laboran en el mismo", contó recientemente a Efe el cuidador y encargado de la unidad, quien pidió permanecer en el anonimato por seguridad.

Etiquetas