Sociedad

SERIES

"Estoy vivo", más ciencia ficción y un "giro radical"

La tercera temporada de la serie de La 1 de Televisión Española aún no tiene fecha de estreno, pero promete muchas sorpresas

"Estoy vivo", más ciencia ficción y un "giro radical"
"Estoy vivo", más ciencia ficción y un "giro radical"
EFE

MADRID.- En la tercera temporada de Estoy vivo "hay un giro muy sorprendente y muy radical que va a hacer que las vidas de Márquez y el Enlace se tambaleen", según su protagonista, Javier Gutiérrez, sobre la nueva entrega de la serie de La 1, aún pendiente de fecha de estreno.

La ficción de Daniel Écija cuenta las peripecias de Márquez (Javier Gutiérrez), un policía que cinco años después de morir en acto de servicio regresa a la Tierra en el cuerpo de otro agente acompañado de el Enlace (Alejo Sauras), su conexión con el más allá y en esta nueva vida intentará recuperar a su familia.

En la nueva temporada, un accidente traumático pondrá todo del revés y los protagonistas deberán hacer frente a una nueva vida con nuevos problemas, "pero sin perder la esencia", dice Gutiérrez, que asegura no poder desvelar nada más de la trama.

Al reparto de esta nueva tanda de episodios, 13 de 60 minutos en total, se sumarán Aitana Sánchez-Gijón en el papel de Verónica, la nueva comisaria; Jan Cornet como Adrián y Lelé Guillén como Alicia, dos nuevos subinspectores en la comisaria; Irene Rojo como la brillante universitaria Rebe y Laia Manzanares como Carlota, la nueva villana sádica y peligrosa.

Para el actor ganador del Goya por La isla mínima (2014) y El autor (2017), la esencia de su personaje no varía aunque haya cambios porque "el motor de Márquez es recuperar al amor de su vida y su familia y eso no cambia".

La serie, que cerró su anterior entrega con casi 1,9 millones de espectadores y un 12,2 % del cuota de pantalla, se ha caracterizado siempre por su mezcla de géneros, oscilando entre el drama, la comedia, el thriller y la ciencia ficción, algo "muy complicado si se quiere hacer una interpretación naturalista", confirma Gutiérrez, aunque asegura que "al final siempre se consigue y por eso conecta con el público".

De hecho, para Alejo Saura esta es la "gran llaga" de la serie, aunque cree que las horas de ensayo, "y tener a Javier Gutiérrez al lado" han bastado para encontrar un punto intermedio y poder empezar una escena dramática que acaba en un gag, como sucede en tantos momentos de la ficción.

Etiquetas