Sociedad

A TU SALUD

Qué hacer cuando pican los piojos en la vuelta al cole

La prevalencia de la pediculosis es muy amplia y afecta más a niños y jóvenes

Qué hacer cuando pican los piojos en la vuelta al cole
Qué hacer cuando pican los piojos en la vuelta al cole
S.E.

Con la vuelta al cole, los piojos regresan a las aulas y a las familias, aunque también en verano la infestación por estos parásitos se sufre en campamentos o colonias urbanas infantiles. Considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una enfermedad de ámbito global que afecta tanto a la población urbana como rural, la prevalencia de la pediculosis es tan amplia que se calcula que cada persona durante la infancia o la adolescencia padecerá una. Por eso conviene conocer todo lo referente a los piojos.

Tal y como recoge un artículo de la revista Eroski Consumer, en primer lugar hay que saber que los piojos de la cabeza (Pediculus humanus capitis) son insectos ovíparos que se alimentan de sangre y viven exclusivamente en el cabello humano. Miden entre 2 y 3 milímetros, son de color marrón y pueden verse a simple vista. No tienen alas ni pueden volar. La vida de los piojos transcurre en la cabeza humana. Fuera de ella no pueden sobrevivir más de 24 horas, debido a la falta de alimento y temperatura adecuada. Viven entre 33 y 35 días y pasan por tres etapas: Son liendres durante 6/7 días y se adhieren a la base del cabello. El 60 % de estos huevos llegan a la fase adulta. En estado de ninfa se pasan entre 9 y 10 días, es el piojo recién nacido, prácticamente transparente y de ahí que resulte casi invisible al ojo humano.

Como piojo adulto no vive más allá de 16 días. Durante este tiempo, las hembras depositan de 4 a 8 huevos al día a una distancia de entre 1 y 2 mm del cuero cabelludo. Para asegurar su adherencia al pelo, segregna una sustancia pegajosa e insoluble al agua que fija la liendre al tallo del cabello. El principal síntoma de su presencia son los picores. Estas molestias las ocasiona la saliva que genera el piojo al picar sobre el cuero cabelludo para alimentarse.

El grupo de riesgo principal son niños y adolescentes en edad escolar, y los principales lugares de propagación, por la concentración y el periodo de contacto de aquellos, son los centros escolares y las actividades educativas donde se reúnen.

Aunque la pediculosis se asocia siempre con la suciedad, es un mito desmontado por los científicos que han demostrado que su presencia no está relacionada con los malos hábitos higiénicos sino todo lo contrario: prefieren el pelo limpio para sujetarse mejor, alcanzar antes el cuero cabelludo y empezar a alimentarse. Si es rubio o castaño claro, mejor. Ante el menor síntoma, lo mejor es revisar el cuero cabelludo mechón a mechón, en particular detrás de las orejas y en la nuca. Las liendres deben ser retiradas con un peine especial, llamado lendrera, que debe ser escrupulosamente lavado después de cada uso y no compartido. En cuanto al tratamiento, lo idóneo es pedir ayuda al farmacéutico, sobre todo porque algunos productos resultan muy eficaces pero pueden causar reacciones alérgicas.

Etiquetas