Sociedad

DIETA MEDITERRÁNEA

Pan, aceite y vino, la dieta de los dioses con raíces en el Mediterráneo

Expertos analizan en Roma los más de 2.000 años de historia de la popular dieta

Pan, aceite y vino, la dieta de los dioses con raíces en el Mediterráneo
Pan, aceite y vino, la dieta de los dioses con raíces en el Mediterráneo
S.E.

HUESCA.- El pan, el aceite y el vino son los tres alimentos básicos sobre los que se sustenta la dieta mediterránea, una tradición milenaria fruto del intercambio entre culturas a la que los científicos pusieron nombre solo en el siglo XX.

Los expertos reunidos este miércoles en la sede de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Roma hicieron un repaso a los más de 2.000 años de historia de esa dieta, amenazada en la actualidad por nuevos hábitos como el de la comida rápida.

El pan, el aceite y el vino fueron la "tríada" que en la Antigüedad clásica suponía un regalo divino y se relacionaba con los dioses Deméter, Atenea y Baco, respectivamente, señaló Marino Niola, director del Centro de investigaciones sociales sobre la dieta mediterránea (MedEatResearch) con sede en Nápoles (Italia).

Durante el Imperio Romano esos tres alimentos se extendieron por la vasta red de comunicaciones, que hizo posible la llegada a Roma de trigo de Egipto y ánforas cargadas de aceite de oliva de la península Ibérica o el cultivo de uva en las Galias.

"El comercio permitió dialogar a tres continentes", convirtiéndose la dieta mediterránea en "el fruto de un gran parlamento y una mesa con muchos comensales", afirmó el divulgador italiano Alberto Angela.

Recalcó que, con el tiempo, se introdujeron más ingredientes y así la pizza italiana, por ejemplo, contiene pan, aceite, tomate de origen americano y mozzarella, que se piensa que podría proceder de búfalas de Asia.

Lo que era un modelo cultural antiguo y compartido por los pueblos que rodean el Mediterráneo no recibió el nombre de "dieta mediterránea" hasta 1975, expresión acuñada por la pareja de científicos estadounidenses Ancel Keys y Margaret Haney.

La dieta mediterránea, declarada en 2013 patrimonio inmaterial de la Humanidad, está fundada en la idea de "comer juntos", la hospitalidad y el diálogo intercultural, resaltó Ana Luiza Massot.

Etiquetas