Sociedad

LA ENTREVISTA

Jesús María Alemany: "La paz es una meta dinámica de la que forma parte el camino"

El presidente de Honor de la Fundación "Seminario de Investigación para la Paz" ofreció en Huesca una conferencia sobre este concepto

Jesús María Alemany: "La paz es una meta dinámica de la que forma parte el camino"
Jesús María Alemany: "La paz es una meta dinámica de la que forma parte el camino"
R.G.

HUESCA.- Jesús María Alemany (Zaragoza, 1938) es sacerdote jesuita, además de Doctor en Teología por la Universidad de Insbruck, Licenciado en Filosofía por la Unviersidad de Valencia y Diplomado en Estudios Clásicos por la Universidad de Salamanca. En el año 1984 creó la Fundación Seminario de Investigación para la Paz, (de la que hoy es presidente de honor) en plena Guerra Fría. "Fue un tiempo muy complicado, Zaragoza tenía una base norteamericana y comenzamos por deseo del primer gobierno democrático aragonés a perjeñar una plataforma", detalla. Su objetivo era que el tema de la paz no fuera plenamente visceral sino que hubiera análisis, estudio, debate y diálogo con respeto y rigor.

En torno al concepto de la paz ofreció una conferencia en Huesca organizada por el Club Rotary. En relación al mismo, considera que "la paz es una meta dinámica de la que forma parte el camino". Con el paso del tiempo, indica que se ha desmilitarizado un poco el sentido de la palabra. "La paz no es solamente no guerra sino no violencia directa, estructural, y cultural".

De esta manera, se refiere al modo en que hay que comprender la paz, desde tres diferentes vértices. Por un lado, la ausencia de violencia directa, como por ejemplo, los asesinatos, los ataques terroristas o las guerras. Por otra parte, se refiere a la violencia estructural como el subdesarrollo, la pobreza o el género. Por último, se encuentra la violencia cultural donde se engloban las actitudes personales que legitiman todo lo anterior. "Cuando se produce un alto el fuego, no se ha terminado la guerra. Hay odios profundos, familias totalmente divididas", matiza.

En relación a ello, Alemany señala que en la sociedad se ha generalizado la frase de "paz es donde no hay guerra" y considera que es lo primero que nos viene a la mente, "porque históricamente ha sido así. En España se nos decía que llevábamos 25 años de paz cuando estábamos en medio de una dictadura".

Según considera el experto, actualmente la concepción militar de la palabra paz ha pasado a una más cultural. Refiriéndose al origen latino de la misma (cultivo), Alemany incide en que la paz "es algo que hay que cultivar". Con ello explica que aunque "la paz con mayúsculas" es una utopía, "podemos hacer paces modestas cada día, y a través de ellas caminamos hacia el horizonde la paz con mayúsculas".

Otro de los aspectos en los que insiste es en la pasividad ante la realidad que nos rodea. Alemany explica que la cultura de la imagen ha hecho que la sociedad se vea como espectadora de una historia que pasa ante ellos, cuando en verdad es "protagonista de la misma". Por este motivo, considera necesario que "cambiemos la actitud de quejarnos y nos movamos en lo que podamos".

Aunque incide en que ahora estamos en una etapa un "poco de estancamiento" debido a ciertos cambios y a la cultura del miedo, Alemany concluye con que "el último derecho que pueden quitarnos es a la esperanza".

Etiquetas