Sociedad

LA CHISPA

Una manada de lobos canadienses encuentra su nuevo hogar en Sudáfrica

Hace solo tres años, Zeev, Stark, Raven y otros 13 lobos grises canadienses criados en Sudáfrica parecían abocados a morir como presas en una reserva de caza. Una fundación, creada para salvarlos, evitó ese destino y, desde entonces, les da cobijo a las afueras de Johannesburgo. Instalada en un enclave pequeño y, de momento, poco conocido de la localidad de Hartbeespoort, All Hearts Foundation (AHF) es ahora un santuario para casi ochenta animales de todo tipo, desde gatos y perros rescatados hasta un caballo, dos cerdos y una tortuga. La manada de lobos rescatados también ha aumentado e incluye a un híbrido que es mitad lobo gris canadiense (especie también conocida como lobo del Mackenzie o lobo del noroeste) mitad lobo ártico, y a otro pequeño cuadrúpedo, cruce entre lobo y pastor alemán.

Etiquetas