Sociedad

VOLUNTARIADO

María Asunción Benítez: “Vale la pena, ves los resultados y dónde se hacen los proyectos”

Relata su experiencia de doce años como voluntaria en Manos Unidas Huesca

María Asunción Benítez: “Vale la pena, ves los resultados y dónde se hacen los proyectos”
María Asunción Benítez: “Vale la pena, ves los resultados y dónde se hacen los proyectos”
S.E.

¿Qué le llevó a ser voluntaria?

-Al dejar de trabajar, quería invertir mi tiempo en ser voluntaria en alguna ONG… y por medio de unas amigas conocí Manos Unidas. Desde hace doce años estoy colaborando en el Rastrillo Solidario de Artesanías y Manualidades, asisto a las Jornadas de Formación en el Escorial, diversas actividades en colegios, parroquias…; desayunos solidarios en el Colegio San Viator con Prodes. Me siento muy orgullosa de formar parte de este grupo de mujeres que colaboramos con los países en desarrollo con proyectos agrícolas, sanitarios, educativos, sociales y de promoción para la mujer…

¿Por qué motivo escogió esta entidad?

-Por unas amigas voluntarias de Manos Unidas.

¿Qué le reporta esta labor?

-Una gran satisfacción y orgullo de colaborar para erradicar la pobreza y lograr un mundo más justo y solidario.

¿Qué aspecto concreto le llena más?

-Una vez al año vamos a las Jornadas de Formación en El Escorial y se muestran los programas que se hacen en cada país, por ejemplo Ecuador, la India o este año los pozos de agua potable en Togo. Allí ves el resultado del trabajo en esos países con tantas necesidades. Vale la pena hacerlo, ves el resultado, ves dónde se hace el proyecto, cómo llega el dinero, porque tenemos transparencia total. En los vídeos sobre estos proyectos que se ponen en las Jornadas de Formación en El Escorial ves a las personas de esos países con tantas necesidades dando las gracias, sobre todo los niños con esas sonrisas y eso llena.

¿Por qué animaría a otras personas a hacerse voluntarias?

-Animaría a todas las personas que puedan que sean voluntarias, porque se recibe más de lo que se da. A mí me gustaría irme de misionera a la India. Mi objetivo siempre ha sido luchar para que termine el hambre y si llega un día en que estos proyectos ya no son necesarios es porque hay menos escasez, porque las mujeres ya trabajan... Es muy importante el trabajo con la mujer y la educación que reciben.

Etiquetas