Sociedad

LA ENTREVISTA

Domingo Buesa: "Este libro es un homenaje evidente a la ciudad de Jaca"

"Tomarán Jaca al amanecer", debut del historiador en la novela, relata unos curiosos hechos sucedidos en la Ciudadela en 1634

Domingo Buesa: "Este libro es un homenaje evidente a la ciudad de Jaca"
Domingo Buesa: "Este libro es un homenaje evidente a la ciudad de Jaca"
R.G.

JACA.- "Hace unos años, encontré la carta que envió Jaca a Felipe IV, protestando por que el mariscal de campo de la Ciudadela intentó conquistar y bombardear la ciudad. Lo guardé en la memoria y al hacer una investigación, entendí que se podía convertir en novela. El editor me pidió una y le dije: si quieres una novela, tiene que ser de Jaca", explicó Domingo Buesa.

De esta manera, nació la primera novela del historiador de Sabiñánigo e hijo adoptivo jaqués, que presentó su obra, Tomarán Jaca al amanecer, junto al periodista Javier Ferrer y a la profesora Marisa Bailo en el Ayuntamiento de Jaca el pasado fin de semana. También estuvo presente Javier Lafuente, de la editorial Doce Robles, que publica el libro en la colección "La historia de Aragón en novela".

"Acostumbrado a publicar ensayos, la novela ha sido todo un descubrimiento. Me ha parecido un mundo precioso y apasionante, porque entras en un tema y creas personajes que a lo mejor querías llevar a una situación, pero se niegan y te llevan por otro camino. Esa riqueza me pareció extremadamente bonita", aseguró el autor.

Según Buesa, "la novela es un homenaje claro y evidente a Jaca", para lo que se planteó "reconstruir cómo era en 1634". "Salvo ocho personajes de ficción, entre ellos, el protagonista, Arturo El Dormido, un escriba que cuenta lo que sucede, el resto son los que mandan en la época" y sus nombres se pueden consultar al final del libro.

Entre todos destaca el mariscal de campo Gaspar de Carvajal, "un hombre que fue manipulado por gente que tenía dentro del Ejército, fundamentalmente malhechores que se incorporaron para salvarse de sus penas y acabaron por convencerle de que Jaca era una ciudad luterana que había que conquistar".

Por entonces, Jaca vivía una calma tensa dada su cercanía a Francia, con la que España combatía en la Guerra de los Treinta Años. La población ignoró la amenaza que emergía dentro de la Ciudadela, donde se planeó la conquista en 17 días de marzo. "Los rebeldes intentaron bombardear la muralla, los de Jaca tratan de salvarse de ese ataque y los soldados leales al rey quieren parar toda aquella locura", comentó el autor, que presenta esas tres tramas en paralelo hasta que confluyen "en la famosa noche".

"Es una novela vital porque explico qué comían los jacetanos, por dónde paseaban, cómo vestían o qué cantaban y bailaban", continuó Buesa, que narra la vida "en dos niveles: el del hogar y el de la calle", coincidiendo con "una de las épocas de más frío".

La obra, que abarca desde el ataque inglés a Cádiz a la expulsión de los moriscos, "es recomendable para cualquier persona, porque puede hacerse una lectura histórica y también lo puede leer alguien que busque una narrativa romántica". Del mismo modo, puede gustar "a quien busque la violencia de la España de los Austrias y su picaresca, que está reflejada en canciones y bailes" en un intento de que sea "una novela abierta a todo el público".

Etiquetas