Sociedad

IAM

María Goikoetxea Bernad: “Cada vez se hace un mejor uso de la línea 900 504 405”

Este teléfono del IAM va dirigido a mujeres afectadas por la violencia machista

María Goikoetxea Bernad: “Cada vez se hace un mejor uso de la línea 900 504 405”
María Goikoetxea Bernad: “Cada vez se hace un mejor uso de la línea 900 504 405”
G.A.

HUESCA.- El servicio telefónico gratuito que el Instituto Aragonés de la Mujer (IAM), a través de la línea 900 504 405, ofrece a las mujeres que están en situación de emergencia por causa de la violencia machista en la comunidad autónoma, ha experimentado un pequeño incremento entre enero y septiembre de este año, sumando un total de 2.983 llamadas, según ha informado la directora de dicha institución, María Goikoetxea Bernad, quien ha recordado que la atención se ofrece las 24 horas del día, durante todo el año, Goikoetxea Bernad ha resaltado que es importante que aumente el número de llamadas, pero también que las mismas activen en más ocasiones los protocolos, ya que "esto es que cada vez se hace un mejor uso de esta línea 900, que las mujeres cada vez estamos más sensibilizadas, cada vez interpretamos mejor lo que está sucediendo y cada vez estamos más empoderadas para llamar por teléfono y pedir esta ayuda".

CIFRAS Y CAUSAS

Del mencionado total de llamadas, 2.390 procedieron de la provincia de Zaragoza (1.812 de la capital), 448 fueron desde el Alto Aragón (71 desde Huesca ciudad) y 145 desde la provincia turolense. Tenían relación con casos de violencia machista 1.644 casos en la provincia de Zaragoza (el 69 por ciento), 300 en la de Huesca (67 %) y 90 en la de Teruel (62 %).

Por causas, las llamadas por algún tipo de maltrato físico superaron las 1.000; algo más de 800 estuvieron relacionadas con maltrato psicológico, y cerca de 80 fueron por agresión sexual. Hubo, así mismo, llamadas pidiendo información general (más de 600) y otras fueron derivadas a otros servicios.

EL SERVICIO

A través de dicha línea, ha recordado la directora del IAM, "recibe la llamada una persona que está formada como trabajadora social, que es la que activa los protocolos que tenemos desde el Instituto Aragonés de la Mujer. Si la mujer que ha llamado por teléfono necesita atención psicológica, atención jurídica o atención social, se desplazan las trabajadoras de guardia para hacer el acompañamiento de esta mujer que se encuentra en el momento de casi mayor vulnerabilidad, cuando ya ha decidido pedir ayuda y empieza un proceso en el cual es mejor que esté acompañada, que se sienta acogida y, sobre todo, que si surge un problema haya profesionales a su alrededor que la puedan asesorar, la puedan ayudar, la puedan atender".

Según el caso, las llamadas son derivadas a los servicios del propio Instituto Aragonés de la Mujer, los servicios de la Casa de la Mujer, los abogados de guardia, los trabajadores sociales de guardia, Fuerzas de Seguridad del Estado, servicios sanitarios, etcétera.

Etiquetas