Sociedad

SANIDAD

Doce docentes para las aulas hospitalarias de Aragón, que reciben a más de mil menores

Pilar Ventura y Felipe Faci visitaron tanto las instalaciones del Servet como las del Clínico

Doce docentes para las aulas hospitalarias de Aragón, que reciben a más de mil menores
Doce docentes para las aulas hospitalarias de Aragón, que reciben a más de mil menores
DGA

HUESCA.- Más de 900 niños pasan cada año por el aula hospitalaria del Hospital Infantil de Zaragoza y otros 135 lo hacen por la del Hospital Clínico Lozano Blesa.

Los consejeros de Educación, Cultura y Deporte, Felipe Faci, y de Sanidad, Pilar Ventura, visitaron este martes las aulas hospitalarias ubicadas en ambos centros con el objetivo de conocer el trabajo que realizan los doce profesores que prestan su servicio en los centros sanitarios de la comunidad. Además, conocieron en su visita el proyecto Lo que realmente importa, que conecta las aulas de los colegios con el propio hospital.

Cabe recordar que ambos departamentos tienen suscrito un protocolo de actuaciones para el desarrollo de actuaciones conjuntas de carácter educativo y sanitario que tiene como uno de sus ejes principales la mejora de la atención al alumnado con determinados problemas de salud y discapacidad, favoreciendo así la educación inclusiva.

Así, durante el curso 2019-2020, el aula hospitalaria del Miguel Servet cuenta con tres docentes de Educación Infantil y de Primaria; el aula hospitalaria del Hospital Clínico está dotada con uno para Educación Primaria y otro para Secundaria. A ellos se suman los miembros del Servicio de Atención Educativa Domiciliaria, que este año son cinco, uno de los cuales realiza, además, labores de apoyo en el Aula Hospitalaria del Clínico. Hay además un docente de Educación Primaria que presta sus servicios en el Hospital de Día Infanto-Juvenil Parque Goya y otro en el Centro de Día Infanto-Juvenil de Salud Mental de Movera.

El servicio que se presta en estas aulas va dirigido a población de entre tres y dieciséis años.

En las aulas se trabajan tanto aspectos curriculares como emocionales y lúdicos, en función de las necesidades y posibilidades de cada momento.

La diversidad de niveles, situaciones y procedencias del alumnado exige del profesorado una gran capacidad de generar respuestas educativas rápidas, diversificadas y creativas, teniendo dos objetivos principales: asegurar la continuidad del proceso de enseñanza-aprendizaje de los alumnos y hacer más agradable y menos traumática su estancia hospitalaria.

Se utiliza una metodología basada en la atención a la diversidad, es individualizada pero también se realizan actividades cooperativas y trabajos en grupo e igualmente se utilizan nuevas metodologías.

Etiquetas