Sociedad

NAVIDAD EN EL ALTO ARAGÓN

El belén de Montañeros de Aragón cumple 50 años

La asociación de Barbastro lo instaló días atrás en la ermita de la Virgen de laPlana

El belén de Montañeros de Aragón cumple 50 años
El belén de Montañeros de Aragón cumple 50 años
S.E.

BARBASTRO.- Los villancicos que cantaron 32 senderistas en la ermita Virgen de la Plana, en Plan, el pasado domingo, tuvieron el sentimiento conmemorativo de 50 años del belén de Montañeros de Aragón de Barbastro desde que se inició la tradición el 21 de diciembre de 1969 en el Cotiella. Desde entonces, la fiesta navideña del belén montañero se ha celebrado en 45 cimas y ermitas, ya que se repitió en Turbón, Peña Montañesa, Ibón de Plan, Castillo Mayor y monasterio de El Pueyo, donde el obispo Ángel Pérez participó por primera vez, ya que ha sido Pedro Escartín el celebrante habitual. Además, en tres ocasiones, se organizó el belén regional por encargo de la Federación Aragonesa en los años 1977, 1986 y 2015.

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER MÁS BELENES DE LA PROVINCIA DE HUESCA

La celebración conmemorativa de 50 años fue en el restaurante Cotiella, en Campo, con asistencia de 50 personas, entre ellos José María Figuerola, Mariano Turmo, Paco Satué, Juan Díaz y Joaquín Torres, que formaron parte del grupo que subió a la cima del Cotiella el 21 de diciembre de 1969. En aquella ocasión, se completó con Francisco Pascau, José M. Franco (fallecido) y Fernando Demás, que soportaron temperaturas de 8º bajo cero. A la cima llegaron al mediodía desde las cinco de la madrugada y el regreso hasta Víu les costó cuatro horas.

José Masgrau, presidente de MAB, entregó un recuerdo acreditativo de aquella primera ascensión en la que Figuerola fue, también, el único de los tres montañeros barbastrenses con José María Mayoral (fallecido) y Miguel Lacoma, de la primera ascensión invernal al Cotiella, hace 60 años, en la que soportaron temperaturas de 22º bajo cero. Joaquín Torres, que fue presidente de MAB durante 25 años, recordó el primer belén montañero: "cuando salimos de Víu los ancianos del pueblo situado cerca de Campo, a 1.000 metros de altura, no eran partidarios de que subiéramos al Cotiella porque arriba se nos llevaría el viento. Los equipos que llevábamos eran muy pobres, ni siquiera teníamos frontales y anduvimos toda la noche sin parar sobre las pendientes nevadas".

Eso sí, "teníamos piolet, crampones y cuerdas. Lo más duro fue al amanecer cuando cruzábamos las canales heladas del Circo de las Neiss. Una vez alcanzado el collado de las Brujas (2.713 m.) atacar la pirámide final fue más cómodo. En la cima hacía mucho frío pero sentimos una gran alegría cuando montamos el Belén sobre la cornisa helada en medio de un maravilloso escenario".

La próxima cita será en el llano con motivo del belén en la Peñeta, el 23 de diciembre, con salida desde el puente de San Francisco. Los barrios de San Joaquín, San Juan y Entremuro colaboran. El belén montañero coincide, también, con 70 años desde la fundación del Club en el antiguo Refugio de Estós.

Etiquetas