Sociedad

¿QUIÉN SOY?

María José Lasaosa, militancia multicultural

"Una de las pasiones de mi vida es la educación, siempre me ha gustado, y a todos los niveles"

María José Lasaosa, militancia multicultural
María José Lasaosa, militancia multicultural
S.E.

MARÍA José Lasaosa nació en 1960 en Elgóibar, en el barrio de Alzola, que daba nombre a un balneario que tuvo distinguidos clientes como Alfonso XIII. Hasta los 3 años vivió en este pueblo guipuzcoano y todavía recuerda el tren que cogían para ir a la playa de Deba. Lógicamente, "uno de los primeros olores que recuerdo es el del mar".

A los tres años, sus padres, naturales de Vicién y Buñales, regresaron a Huesca. Aquí, en el pasaje Río Guarga, en el Perpetuo Socorro, pasó su infancia y adolescencia. Ya entonces dio las primeras muestras de que tenía madera de docente: "Nos juntábamos con todos los críos en la calle y yo era la maestra… Ser maestra es algo desde pequeñica".

En 1980 acabó Magisterio y se fue tres años de liberada del Movimiento Junior de infancia e iglesia, y en el 83 comenzó su magisterio en la provincia. Primero en Sabiñánigo, Tramacastilla de Tena -"qué jueves gastronómicos con los forestales, el maestro de Hoz de Jaca...-, luego Fraga, Huesca -"estuve tres años en adultos gitanos y otros 3 como liberada de Huste"-, fue a Albelda con su primer destino definitivo, 5 años después al CRA del Alcanadre y, hasta el curso pasado, estuvo 12 años en el Colegio Pío XII en comisión de servicios. Ahora, a la espera de la jubilación, el 31 de marzo del 2020.

"Una de las pasiones de mi vida es la educación, siempre me ha gustado, y a todos los niveles, aunque sobre todo con infancia". Y dentro y fuera del aula, todo lo relacionado con "el tema de los diferentes, las mujeres, otras culturas, el mundo gitano, que desde pequeña ha sido muy cercano a mi vida, los inmigrantes...". Del Pío XII destaca que "he tenido la suerte de convivir con muchas madres y padres con un gran afán de superación y de que sus hijos sean más que ellos en su preparación, eso lo tienen muchas familias que han venido de otros países".

De los tiempos actuales, resalta que "es una suerte que haya diversidad y que haya multiculturalidad en todos los aspectos, también en los educativos", aunque lamenta que "los escolares están sometidos a muchos más estímulos, sobre todo, consumistas de cualquier cosa, y a un individualismo atroz; para mí es como el capitalismo salvaje más brutal, y eso hace que a nivel ético no haya unos referentes claros. Posiblemente por todo esto sea hoy más difícil educar".

Rechaza la sobreprotección a muchos jóvenes, lamenta "la falta de respeto" que hay en el uso de las redes sociales, y critica "la presión de las familias y la sociedad para que se sea el primero o la primera en una cosa como mínimo, o en todo". l

Etiquetas