Sociedad

OJO AVIZOR

Nacimiento a tamaño natural en Biescas o en cuevas y montes

La localidad ofrece un recorrido para visitar desde una obra moderna y de diseño a lugares de culto

Nacimiento a tamaño natural en Biescas o en cuevas y montes
Nacimiento a tamaño natural en Biescas o en cuevas y montes
S.E.

En Biescas, desde el año 2015, el Ayuntamiento coloca un Nacimiento a tamaño natural, realizado por el creador Julio Luzán, de Loporzano. Las figuras han sido talladas en poliestireno expandido, pintadas y recubiertas de poliurea. Son estas unas piezas únicas que llaman la atención de los viandantes por el tamaño y por su sencillez. Este se instala en un espacio de los porches de la plaza y es muy fotografiado durante todas las navidades.

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER MÁS BELENES DE LA PROVINCIA

Biescas también coloca un Belén en la cueva de la ermita de Santa Elena. A esta iniciativa que lleva más de veinte años, cada vez se van sumando más personas de todas las edades. Una vez colocado el belén, los asistentes cantan villancicos y recitan textos alusivos a la Navidad. En la ermita de Santa Elena se pone un Nacimiento.

Y miembros de la Asociación Cultural Erata de Biescas instalan el belén montañero en la ermita de San Benito, en la cima del monte Erata, a 2005 metros de altitud. Esta ermita que se rehabilitó hace unos doce años, se encontraba en ruinas y corona una de las montañas sagradas de esta tierra a la vez que sirve, en caso de necesidad, como refugio para las muchas personas que suben hasta allí a lo largo del año.

Este domingo a las ocho de la mañana un grupo de personas saldrá desde Biescas en coche hasta la ermita de San Juan de Espierre y desde allí, comenzaran la andada hasta el monte Erata. A la vuelta, la Asociación invitara a los asistentes "a una brasada" en el pueblo de Barbenuta, municipio de Biescas.

Las obras de acondicionamiento de la ermita de San Benito de Erata se llevaron a cabo por parte de un grupo de amigos y voluntarios de la asociación. Tras estos trabajos, lo que fue desde 1937 "un montón amorfo de piedras", se desescombró, se descubrió la cimentación y ahora es un pequeño zoque al que en los días previos a la Navidad se accede para poner el Belén.

Etiquetas