Sociedad

ENTREVISTA

Andreu Miret: "Debutar en el Teatro Olimpia me hace muchísima ilusión"

El tenor participa este viernes, a las ocho y media de la tarde, en el XII Certamen Lírico del Año Nuevo "Ciudad de Huesca"

Andreu Miret: "Debutar en el Teatro Olimpia me hace muchísima ilusión"
Andreu Miret: "Debutar en el Teatro Olimpia me hace muchísima ilusión"
S.E.

HUESCA.- Tras su triunfo el pasado verano en la Gala Lírica "Villa de Graus", Andreu Miret y Rosa María Ramírez Abella serán este viernes dos de los invitados estrella al XII Certamen Lírico de Año Nuevo "Ciudad de Huesca" -20:30 horas-.

"Debutar en el Teatro Olimpia me hace muchísima ilusión. Va a ser un concierto muy variado, que tiene un poco de todo", adelanta el tenor catalán.

En solitario, Andreu Miret va a interpretar la romanza de zarzuela Ya mis horas felices (Soutullo y Vert) y la pieza L"ultima canzone, del "prolífico compositor italiano" F.P. Tosti", avanza.

También cantará algunas canciones con Rosa María Ramírez, como el Dúo de La Africana (M. Fernández Caballero), que les dio la victoria en el certamen grausino; o Lippen Schweigen (F. Lehár), así como otras obras grupales (Viva Aragón), a las que también se unirá Óscar Badías.

"La romanza es muy pasional, se necesita mucha sangre para cantarla. Esta explica una situación de despecho, que el público siente mucho, mientras que la canción italiana es más desenfadada y positiva", especifica.

Miret tiene muchas ganas de compartir escenario con las citadas voces y la pianista oscense Elisa Betrán.

"De momento, todo se está desarrollando muy bien. Ella acudió a Barcelona y pudimos hacer un ensayo junto a Rosa María, en el que ambas estuvieron fantásticas a nivel profesional. A Óscar lo veré directamente en Huesca", comenta.

El tenor desea reencontrarse con el público altoaragonés, que tan bien le trató hace unos meses en la Gala Lírica "Villa de Graus".

"Una de las características del evento es que los ganadores se elegían por votación popular, así que se portaron muy bien con nosotros. Fue un evento muy sincero y desenfadado, con un ambiente festivo que nos encantó", recuerda.

Miret espera que esta grata experiencia se repita en el Teatro Olimpia, en un Certamen "que además es benéfico" y va dedicado a la Asociación de Enfermos Neurológicos Oscenses (Aeno). "Todavía estamos más dispuestos a hacer música por este motivo", agrega.

El tenor comenzó a cantar con cinco años y poco a poco descubrió el mundo lírico. "A los nueve años canté una parte de La bohème (Puccini) en un coro de niños en el Liceo de Barcelona", recuerda.

Cuando le cambió la voz, progresivamente obtuvo algunas oportunidades como solista hasta que entró en la Escuela Superior de Música de Cataluña. "Este verano acabé mi grado en canto lírico, así que a partir de ahora espero dedicarme a esto", dice.

Por último señala que "el estado español tendría que cambiar las políticas culturales" para que hubiera más oportunidades. "Hay gente muy buena, pero muchos se van fuera, sobre todo a Alemania, aunque es cierto que saber moverse también es una solución", sentencia.

Etiquetas