Sociedad

RECUERDOS DEL FUTURO

Ayerbe abrirá en cien años una cápsula del tiempo

Vecinos y entidades dejan constancia de la época actual en una urna de acero

Ayerbe abrirá en cien años una cápsula del tiempo
Ayerbe abrirá en cien años una cápsula del tiempo
APIAC

HUESCA.- Ayerbe se ha teñido este jueves de emoción y buenos deseos tras enterrar una cápsula del tiempo que se abrirá dentro de cien años, con la que vecinos y entidades han querido dejar constancia del momento que estamos viviendo.

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER MÁS IMÁGENES DE ESTA INICIATIVA

El objetivo es que los ayerbenses del futuro puedan conocer nuestra época”, ha asegurado a este periódico Anusca Aylagas Lafuente, miembro de la junta de la Asociación para el Desarrollo de Ayerbe y Comarca (Apiac).

Con esta iniciativa, la entidad ha cerrado la programación organizada por su 30 aniversario y lo ha hecho en colaboración con el Ayuntamiento de la localidad, así como con varias entidades: Asociación Padelante, Gigantes de Ayerbe, Teatro aficionado de Ayerbe, Ayerbe Estación, Orfeón Reino de los Mallos, Enclavación, Fútbol Club de Ayerbe, Agrupación Folclórica Santa Leticia, Centro de interpretación Ramón y Cajal y la Biblioteca municipal de la localidad.

Los participantes en el acto, incluidos vecinos de la población y las pedanías de Fontellas y Losanglis y representantes de las asociaciones locales, han colocado objetos y documentos característicos de cada uno de ellos en una gran caja metálica de acero inoxidable de 50x50, que pasará los próximos cien años en una esquina de la plaza Aragón.

“El acto ha sido muy emocionante y han participado personas de todas las edades”, ha contado Anusca Aylagas, quien ha destacado la presencia infantil en el evento.

De hecho, algunas de las bromas más divertidas se las ha llevado “una niña pequeña que vino con sus padres, ya que nos preguntamos si tal vez ella pueda acudir al acto en el que se abra la caja”, ha señalado.

En cuanto a las entidades participantes, por ejemplo el Centro de Interpretación Ramón y Cajal ha colocado un libro, un folleto y una biografía del científico, mientras que la Asociación de Gigantes de Ayerbe ha depositado unos documentos y camisetas.

Por su parte, el Orfeón Reino de los Mallos ha aportado unas partituras, una lista con los miembros del grupo, un diapasón y un ‘pendrive’ con varias fotografías.

Entre otros objetos que han sido depositados por las asociaciones y personas a título personal han destacado algunas cerámicas de diversos tipos, un bote de miel, monedas, varios libros de autores locales, folletos del Reino de los Mallos, libros sobre la tradición oral ayerbense y costumbres, la bandera de la población y su pañoleta.

Yo he puesto una taba, que enlaza con la historia de mis abuelos, puesto que los niños de antes jugábamos con estos huesos en los pueblos”, ha contado la representante de Apiac.

UNA MIRADA AL FUTURO

En el evento, en el que la Agrupación Folklórica Santa Leticia ha cantado una copla alusiva a la cápsula, también ha habido espacio para la reflexión, los temores y las esperanzas de cara al futuro.

Muchos niños han hecho dibujos en los que reflexionan sobre cómo será el mundo dentro de cien años -ha dicho Aylagas a este periódico-. Entre otros temas, se preguntan si habremos sido capaces de revertir el cambio climático, si la sociedad será más justa e igualitaria, si los pueblos tendrán más vida y, en definitiva, si se habrán solventado los problemas que todos tenemos en mente”, unas cuestiones que tendrán su respuesta el 2 de enero de 2120.

Etiquetas