Sociedad

TRADICIONES

Roda de Isábena celebra San Valero con las reliquias del santo

La directora general de Cultura, Marisancho Menjón, acudió al acto en la Catedral de la localidad

Roda de Isábena celebra San Valero con las reliquias del santo
Roda de Isábena celebra San Valero con las reliquias del santo
S.E.

GRAUS.- Roda de Isábena celebró este miércoles la festividad de San Valero de forma sencilla, pero "muy bonita", con las reliquias del santo como protagonistas del programa desarrollado en la catedral rotense y con la presencia, por primera vez, de la directora general de Cultura, Marisancho Menjón. Más de setenta personas asistieron a esta celebración, entre sacerdotes, ribagorzanos y vecinos de Zaragoza que suelen estar ampliamente representados año tras año en esta cita en esta emblemática localidad del Valle del Isábena.

Los restos del patrón de Zaragoza reposaron durante algunos siglos en la antigua sede episcopal ribagorzana donde todavía se conservan varias reliquias del santo obispo, muy venerado en Roda de Isábena. Existe además, desde la década de los ochenta del pasado siglo un hermanamiento con la parroquia de Santa Ana de Zaragoza, cuyos fieles comparten con Roda esta jornada en torno a San Valero.

Entre la delegación zaragozana desplazada este miércoles hasta Roda, destacó la presencia de la directora general de Cultura que disfrutó de toda la celebración, tras realizar una exhaustiva visita a la catedral, donde conoció las necesidades existentes, sobre todo en la zona del coro, como explicó el párroco, Mosén Aurelio Ricou. "Nos ha dicho que vendrán los técnicos para ver cómo se acomete la restauración del coro", apuntó el sacerdote ribagorzano quien agregó que Menjón viajó a Roda en compañía de varios representantes del Museo Diocesano de Barbastro y se reunió con el alcalde de Isábena, Joaquín Montanuy.

Los actos de San Valero comenzaron en Roda a las 13 horas, con una eucaristía dedicada al santo y oficiada por media docena de sacerdotes. La recoleta cripta de la catedral de San Vicente, con la urna con las reliquias presidiendo la celebración, acogió el oficio religioso. Una vez terminada la misa, tuvo lugar la tradicional procesión por el claustro catedralicio con la arqueta que contiene los restos del santo.

Una comida en la imponente hospedería de la catedral cerró los actos en torno a San Valero en Roda de Isábena.

Etiquetas