Sociedad

GALA ALTOARAGONESES 2019

El viaje a Punta Cana, la punta de lanza de unos sorteos muy jugosos

Los sorteos de regalos han formado parte a lo largo de la historia de la Gala de los Altoaragoneses del Año

El viaje a Punta Cana, la punta de lanza de unos sorteos muy jugosos
El viaje a Punta Cana, la punta de lanza de unos sorteos muy jugosos
R.G.

HUESCA.- Los sorteos de regalos han formado parte a lo largo de la historia de la Gala de los Altoaragoneses del Año, como una forma de agasajar, de divertirse y de entregar fortuna a los comensales.

HAZ CLIC AQUÍ PARA VER UNA GALERÍA DE IMÁGENES DE LA GALA

El premio gordo, un viaje a Punta Cana de una semana con todo incluido fuera de temporada alta correspondió a un zaragozano, J. Félix Casas Pérez, quien recibió la noticia al día siguiente con muchísima satisfacción. El próximo turista caribeño acude por motivos de trabajo recurrentemente a Huesca y adquiere DIARIO DEL ALTOARAGÓN. Y, claro un boleto suyo fue el leído por el presentador de la fiesta, Javier Segarra.

Hubo otros dos obsequios viajeros. El primero, el del anfitrión, la cadena hotelera Abba Hoteles, que en un principio había contemplado una estancia en Pamplona pero finalmente tuvo un dechado de generosidad y lo cambió por dos días en el Abba Berlín, algo francamente estupendo. Alejandro Lanuza, en nombre de Caja Rural de Aragón, entregó un paquete de experiencias a Azucena Garanto, la responsable de la Sociedad Deportiva Huesca Femenino.

Estuvo lleno de curiosidades este capítulo casi final de la Gala de las Pajaritas, empezando por la primera rifa, el televisor gentileza de Ibercaja que Bienvenido Sesé entregó a María Ángel Buesa, la propietaria de A Faldriquera que estaba tan ufana como su marido, Jesús Uriol, director de la oficina principal de Caja Rural de Aragón en Huesca. Y es que ya se sabe que absorber recursos de la competencia tiene su aquel.

Las bodegas se portaron de maravilla. Pirineos entregó tantas botellas de 3404 como kilos pesaba José María Fuentes, el mâitre del Hotel Pedro I de Aragón. Lástima que fuera de la categoría "ligeros" en términos boxísticos. Y el Gewürztraminer en vino y perfume fue para nuestra compañera Concha Lardiés, de la subdelegación del Gobierno. Bodega Valdovinos regaló dos Magnum Crianza Garnacha y Villa Villera un lote de quesos y un fin de semana de turismo rural que fue para Belén Arcos, la chef de La Abadía de Siétamo.

Etiquetas