Sociedad

LA ENTREVISTA

Natalia Moreno: "Mirar atrás, al pasado, es sanador para limpiar el presente y el futuro"

Directora del documental "Ara Malikian, una vida entre las cuerdas" que se proyecta este martes 11 de febrero en el Teatro Olimpia

Natalia Moreno: "Mirar atrás, al pasado, es sanador para limpiar el presente y el futuro"
Natalia Moreno: "Mirar atrás, al pasado, es sanador para limpiar el presente y el futuro"
S.E.

HUESCA.- Quien haya seguido la trayectoria de galardones recibidos por el documental Ara Malikian, una vida entre las cuerdas -Goya y Forqué a Mejor Documental-, quizás ya haya escuchado a su directora, Natalia Moreno, dónde empieza esta historia.

"Cintas, súper 8, fotografías, recortes de los conciertos de Ara, fotografías de la familia que había desaparecido en el genocidio armenio", era parte del contenido de las 25 cajas -recopilado por el padre del violinista quien dejó dicho su envío a su muerte- que llegaron a la casa familiar de Moreno y Malikian; "mucho material y una historia que no sólo abarcaba la del músico, sino la de varias generaciones".

El viaje iniciado por Natalia Moreno por las memorias y los recuerdos de la historia familiar ha durado cinco años; un proceso largo, de selección de material y digitalización y de toma de decisiones sobre los temas que el documental debía atravesar: "Decidí que hablaría del genocidio armenio, de la guerra del Líbano, porque es nuclear para el desarrollo de la carrera de Ara, y que el hilo conductor sería siempre la música".

Cinco años durante los que ha viajado a Líbano y Armenia, para evitar tener que contar una guerra y un genocidio con imágenes de archivo; viajes junto a Ara Malikian de gira, "recopilando material para contar desde el presente lo que era el pasado". Años que también han coincidido con la maternidad -"mi hijo tiene ahora cinco años, por lo que he tenido que conciliar, con un padre que está siempre de gira"-, con la apertura de su productora (Kokoro Films) y "entre medias rodé dos cortometrajes, videoclips, varios spots". Un tiempo que le ha ayudado también a poner perspectiva, "a poder mirar con distancia, porque estaba muy pegada al protagonista y a la historia".

El documental, que se proyecta este martes en el Teatro Olimpia, en un homenaje a la figura de Pepe Escriche organizado por la Asociación Oscacine, es una de esas piezas audiovisuales que no sólo cuentan la historia de una familia, sino la de un pueblo, restaurando así la memoria "de muchas familias que vivieron una guerra, que murieron en un genocidio que sigue sin ser reconocido, con 1,5 millones de muertos". Un alegato que invita a "limpiar el presente y el futuro" mirando al pasado. "Tenemos que darle lugar a la historia, sigue habiendo genocidios, están delante de todos, y mirar atrás es sanador", apunta. Ese mismo efecto sanador con la memoria histórica lo ha percibido Natalia Moreno en su familia, para el propio Ara y sus hermanas. Un poner en orden un legado para también transmitir a las generaciones más jóvenes, incluso a las propias, de donde se viene, como cuenta que sucedió con una sobrina del músico al ver el documental por primera vez, "Ella nació en París, sabía un poco de la historia. Al verlo, lloraba, decía "qué valiente mi familia". Creo que entender que tu familia se ha dejado la piel para que tú vivas es un regalo bonito".

Etiquetas