Sociedad

SALUD

Aspanoa exige los nuevos tratamientos de inmunoterapia

"No podemos quedarnos rezagados en la lucha contra el cáncer", explican pacientes e investigadores ligados a la asociación

Aspanoa exige los nuevos tratamientos de inmunoterapia
Aspanoa exige los nuevos tratamientos de inmunoterapia
S.E.

HUESCA.- Aspanoa, la asociación que atiende a los niños con cáncer de Aragón y sus familias, ha pedido esta semana al Departamento de Sanidad que los nuevos tratamientos de inmunoterapia contra el cáncer lleguen a la Comunidad para que Aragón no se quede "rezagado" en la lucha contra la enfermedad. En la actualidad, ya hay seis comunidades autónomas que cuentan con hospitales acreditados para aplicar las nuevas terapias CAR-T (Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana, Andalucía, Canarias y Castilla y León), mientras que en Aragón todavía no hay noticias de si estos tratamientos se van a implantar.

Las terapias CAR-T se están empezando a utilizar en niños y adultos con algunos tipos de leucemias y linfomas cuando los tratamientos habituales, especialmente la quimioterapia, resultan insuficientes. Consisten en extraer linfocitos del paciente, modificarlos para que sean capaces de detectar y atacar las células tumorales con más éxito e introducirlos de nuevo en el enfermo para que actúen. "Estas nuevas inmunoterapias son una auténtica revolución contra el cáncer y es importante que Aragón las introduzca lo antes posible", señala Alberto Jiménez Schuhmacher, investigador Araid e investigador principal del Grupo de Oncología Molecular del Instituto de Investigación Sanitaria Aragón (IIS Aragón).

"Los CAR-T demandan investigación y una formación excelente. No son técnicas sencillas -apunta-, pero tenemos potencial y talento para hacerlo. Se precisa una pequeña inversión y mucha voluntad política. No podemos quedarnos rezagados o lo pagaremos en salud y dinero".

El presidente de Aspanoa, Miguel Casaus, indica que, aunque estas nuevas terapias sean costosas, "al Salud le va a resultar más caro tener que derivar a un paciente a otra comunidad autónoma que tratarlo aquí".

El científico Julián Pardo, investigador Araid e investigador principal del Grupo Muerte Celular, Inflamación, Inmunidad y Cáncer del IIS Aragón, acaba de lograr una ayuda estatal que cubre la mitad del coste de 250.000 euros que supone la compra e instalación de un equipo de terapia celular para poder desarrollar estos tratamientos en los propios hospitales.

"Con la inmunoterapia no nos puede pasar como con la radioterapia, donde la falta de planificación de anteriores gobiernos ha hecho que hayamos tenido y aún tengamos problemas con los aceleradores lineales", señaló Casaus.

Además de los 125.000 euros necesarios para la adquisición del equipo de terapia celular, los científicos dijeron que se precisaría contratar a un especialista, financiar el coste de acreditación de las terapias, el material fungible y la formación de profesionales sanitarios.

Etiquetas