Sociedad

DISPOSITIVOS ELECTRÓNICOS DE PANTALLA

Adolescentes "hiperconectados"

Los jóvenes oscenses destinan más de 6 horas diarias al uso de diferentes dispositivos tecnológicos de pantalla

Adolescentes "hiperconectados"
Adolescentes "hiperconectados"
S.E.

Los adolescentes oscenses manifiestan destinar un total de 6 horas y 12 minutos al día en el uso de cuatro dispositivos electrónicos de pantalla (televisión, ordenador, teléfono móvil y videojuegos), según una investigación que lideré recientemente y que ha sido publicada en la revista "European Journal of Movement".

Los resultados de este estudio, en el que han participado los investigadores Alberto Aibar, Ángel Ábós, Luis García González y Javier Sevil Serrano, del grupo EFYPAF (Educación Física y Promoción de la Actividad Física) de la Universidad de Zaragoza, confirman que el tiempo de uso de pantalla por parte de los jóvenes se está incrementando en los últimos años. Este incesante ascenso podría explicarse por la modernización de nuevos dispositivos electrónicos como los smartphones, con permanente conexión a internet y con múltiples funcionalidades de uso (cámara, videollamadas, redes sociales, chat, etc.). Dado el excesivo uso de dispositivos electrónicos por parte de los jóvenes, numerosos organismos nacionales e internacionales vinculados a la salud han remarcado la importancia de cumplir las recomendaciones de tiempo de pantalla situadas en menos de dos horas al día en niños y adolescentes de entre 5 y 17 años.

En el estudio han participado 2.021 adolescentes de la ciudad de Huesca, los cuales informaron, a través de un cuestionario validado, sobre el tiempo de uso de la televisión, el ordenador, el teléfono móvil y los videojuegos durante la semana.

Los resultados han señalado que únicamente un 4% de los adolescentes cumple las recomendaciones de tiempo de pantalla de menos de 2 horas diarias. Asimismo, el uso de los medios electrónicos es mucho mayor durante el fin de semana respecto a entre semana. En ambos periodos, el teléfono móvil es el dispositivo más utilizado, seguido de la televisión, los videojuegos y el ordenador.

Por otro lado, el estudio también analizó las diferencias en el uso de estos cuatro dispositivos electrónicos en función del género. Los resultados demostraron que los chicos hacen un mayor uso de los videojuegos respecto a las chicas, mientras que las chicas hacen mayor uso del teléfono móvil y del ordenador entre semana.

Actualmente estamos pendientes de publicar un segundo estudio donde se analizan las diferencias en el uso de los dispositivos electrónicos en función del curso académico. Dicha investigación revela que los jóvenes que cursan 1º de Bachillerato consumen mayor tiempo de pantalla respecto a los cursos inferiores (1º, 2º, 3º y 4º de Educación Secundaria Obligatoria). En todos los cursos, el dispositivo electrónico más utilizado es el teléfono móvil, siendo mayor su uso a medida que se avanza de curso.

Los altos valores de tiempo de pantalla son especialmente preocupantes ya que se relacionan negativamente con la salud física, mental/social y cognitiva de los jóvenes. Estudios previos han demostrado que un uso elevado de tiempo sedentario de pantalla reduce el tiempo de práctica de actividad física y, especialmente, la duración del sueño. Asimismo, existen evidencias científicas que demuestran que no cumplir las recomendaciones de tiempo de pantalla se asocia con mayor probabilidad de tener sobrepeso y obesidad en menores de 18 años. A nivel mental/social, el excesivo tiempo de pantalla se ha asociado con un mayor estrés y ansiedad, así como una menor interacción social. Además, un elevado tiempo dedicado a ver la televisión o jugar a videojuegos puede afectar al rendimiento académico.

Debido al elevado tiempo de uso diario de pantalla en los adolescentes, especialmente del teléfono móvil, parece necesario el diseño e implementación de programas escolares que promuevan un uso responsable de los diferentes dispositivos electrónicos, haciendo especial énfasis en los fines de semana. La involucración de las familias en este tipo de programas resulta fundamental ya que los adolescentes hacen uso de estos dispositivos fuera del centro educativo. Del mismo modo, las diferencias encontradas en el uso de los diferentes medios tecnológicos de pantalla en función del género sugieren la importancia de desarrollar estrategias específicas para un uso responsable de videojuegos en los chicos y de teléfono móvil y ordenador en las chicas. En relación al curso académico, parece necesario desarrollar programas para reducir el tiempo de pantalla en los cinco cursos académicos, especialmente en 1º de Bachillerato. A su vez, se requieren estrategias específicas para un uso responsable de los videojuegos en 1º y 3º de ESO, de la televisión en 1º y 2º de ESO y del teléfono móvil, en 1º de Bachillerato.

Algunas medidas que hasta la fecha se han encontrado eficaces para reducir el tiempo de pantalla en jóvenes consisten en evitar la presencia de dispositivos electrónicos en el dormitorio, el instituto (salvo demanda del profesorado) y durante las comidas, evitar el uso de medios tecnológicos antes de irse a dormir o establecer unas pautas de tiempo máximo en el uso recreativo de los dispositivos electrónicos.

Etiquetas