Sociedad

NUEVA TEMPORADA

Javier Sierra presenta en Teruel la segunda temporada de "Otros mundos: Señales"

En este nueva producción retoma la curiosidad por los enigmas de la humanidad

Javier Sierra presenta en Teruel la segunda temporada de "Otros mundos: Señales"
Javier Sierra presenta en Teruel la segunda temporada de "Otros mundos: Señales"
EFE

TERUEL.- El escritor Javier Sierra presentó este miércoles en Teruel la nueva temporada de su serie Otros mundos: Señales de Movistar+ en una completa jornada que arrancó por la mañana con un paseo turístico por Albarracín y que contó con el respaldo de medios de comunicación locales y nacionales. En esta nueva producción, el Premio Planeta 2017 ha retomado la curiosidad por los enigmas de la humanidad, que nació en él cuando era un niño, volviendo al punto en el que terminó la primera temporada: un adolescente que pretende abandonar su obsesión por los grandes misterios para estudiar Periodismo.

En declaraciones a Efe, el escritor turolense explicó que con Otros mundos: Señales trata de reconstruir cómo fue su aproximación a esos grandes enigmas que le surgieron cuando era un niño y que intentó dejar de lado cuando empezó sus estudios de Ciencias de la Información, pero que le fue imposible dados los acontecimientos que sucedieron. Así empieza el primer capítulo, en un momento "muy particular" para Sierra, según aseguró, porque era su primer día de carrera, en octubre de 1989, y había pensado dejar de lado los Ovnis "para ser un chico serio y estudiar", pero "justo ese día" los telediarios abrieron con la noticia de que un platillo volante había aterrizado en Vorónezh, al sureste de Moscú.

El escritor consideró este hecho como una señal y nunca dejó de investigar este campo en el que siempre ha destacado y del que se nutren los otros cuatro capítulos sobre señales de vida que han llegado desde otros mundos y que "han descolocado a las máximas autoridades del planeta", en Turín (Italia), Roswell (EE. UU.) e incluso en Murcia.

En la presentación de este miércoles, Sierra quiso visitar los lugares que desde pequeño le sirvieron de inspiración, como Albarracín, donde disfrutó de sus primeros campamentos de verano y al calor de la hoguera se inspiró en sus primeras preguntas: "allí me sobrecogió la leyenda de Doña Blanca, una especie de fantasma que bajaba al río desde el castillo las noches de luna llena", ha afirmado.

Sierra siempre ha tenido en el recuerdo a la capital turolense, a la que considera su "arcadia y paraíso".

Etiquetas