Sociedad

LA ENTREVISTA

Juan José Ruiz: "Sabemos más matemáticas de lo que realmente decimos"

El profesor del instituto Pirámide de Huesca plantea cambiar los roles en el aula como herramienta de aprendizaje

Juan José Ruiz: "Sabemos más matemáticas de lo que realmente decimos"
Juan José Ruiz: "Sabemos más matemáticas de lo que realmente decimos"
R.G.

HUESCA.- "Sabemos más matemáticas de lo que realmente decimos", así defiende Juan José Ruiz, profesor de esta asignatura en el IES Pirámide, que las matemáticas están en todo y no solo es cálculo. Critica que esté tan extendida entre los adultos la frase "yo no sé matemáticas" y que no haya reparo en decirlo porque asegura que no es cierto. "A lo mejor no sabemos tanto como el vecino de al lado pero todos sabemos matemáticas", dice.

Es por ello que insiste en trabajar para que se conozcan todas las partes de las matemáticas. Así comentó, este martes, durante su participación en la jornada para docentes Pensar la Educación IX que organiza el sindicato CGT en la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación en Huesca, que "entender la probabilidad y la estadística también es muy importarte o saber leer una gráfica, y eso son matemáticas". Sin embargo, comentó que "las tenemos muy secuenciadas puesto que están los algoritmos como sumar, restar, dividir, la raíz cuadra, fracciones, derivadas, integrales... y lo vemos como problemas de cálculo, pero no es lo único y podemos inventar nuestros propios algoritmos". Es lo que hace Ruiz con sus alumnos que tiene la fortuna de poder jugar con las matemáticas y así lo dio a conocer este martes en una charla bajo el título La observación como herramienta de aprendizaje.

Ruiz, que imparte clases desde primero de la ESO a segundo de Bachillerato, explicó que "se trata de cambiar un poco los roles que se usan habitualmente en el aula". En lugar de ser el profesor que cuenta absolutamente todo lo que se debe hacer, "trato de aprovechar diferentes situaciones o problemas para que los alumnos vayan viendo cuáles son las propiedades, por ejemplo, de las potencias que funcionan, así te dicen: Mira, aquí está pasando esto, resulta que lo que tengo que hacer es sumar los exponentes, es decir, son ellos los que a través de diferentes ejemplos de un proceso que podemos decir inductivo se van dando cuenta de cómo funciona". Así organiza muchas de sus clases con juegos matemáticos y puestas en común para que sean los chavales quienes descubran "poco a poco las diferentes fórmulas que tienen que aprender".

Cuanto más bajo es el curso más fácil es para plantear juegos, reveló, porque "en primero y segundo de Bachillerato el tiempo apremia, están muy dispuestos a aprender pero la presión que tienen es muy grande y, por tanto, no es tan propicio para hacer diferentes juegos, además, conforme sube el nivel las estrategias se complican porque la carga lectiva cada vez es mayor y es más difícil recurrir a juegos que permitan acabar con una explicación". "La intención es que sean parte activa de lo que ocurre en la clase, no mero receptores", desveló.

E hizo hincapié en el uso de los policubos para tratar de llegar a un expresión algebraica y hacerlo tangible ya que, dijo, "cuanto más cercano a la realidad hagas las cosas mas fáciles son, lo cual no quiere decir olvidar la parte abstracta de las matemáticas".

Etiquetas