Sociedad

GALARDÓN

Gervasio Sánchez, premio a una carrera comprometida

El fotoperiodista recoge en Zaragoza el galardón "Comunicar con valores"

Gervasio Sánchez, premio a una carrera comprometida
Gervasio Sánchez, premio a una carrera comprometida
EFE

ZARAGOZA.- El fotoperiodista Gervasio Sánchez recogió este jueves el premio "Comunicar con valores", un reconocimiento a una carrera de más de tres décadas en el periodismo, con el que ha defendido el "compromiso" de la profesión para vigilar al "poder político, económico y eclesiástico".

"Si no hacemos bien nuestro trabajo, las sociedades son más fáciles de manipular y fracasamos como trabajadores", expresó el comunicador a los medios, antes de recibir el galardón que entrega por cuarta vez el Arzobispado de Zaragoza.

Gervasio Sánchez (Córdoba, 1959) se ha especializado durante su extensa carrera en el reporterismo gráfico de conflictos bélicos, una decisión que le ha llevado a presenciar los horrores de la guerra en países como Ruanda, Angola, Bosnia o Afganistán.

"He conocido en la guerra a muy pocas personas que prefieran morir que matar", subrayó el fotoperiodista, que puso en el foco en quienes ostentan el poder y se dedican a hacer negocio con los conflictos en todo el mundo.

"Cuando empecemos a criticar durísimamente qué ocurre en las guerras posiblemente los ciudadanos empezarán a decidir si los políticos que tenemos, los empresarios o los banqueros son decentes", dijo.

Tras conocer de primera mano más de una treintena de conflictos bélicos, Sánchez reconoció que ahora trata de "buscar historias personalizadas de personas que se han comportado decentemente en la guerra", un camino que la ha permitido equilibrar su "balanza anímica".

Ese es el punto de partida de sus últimas exposiciones, como Violencia contra las mujeres en conflictos internacionales, una recopilación de doce historias de mujeres que tras exhibirse en Zaragoza continúa su recorrido hacia Teruel.

En su larga carrera, el fotoperiodista también ha presenciado el efecto de epidemias de ébola, cólera, malaria, paludismo o sarampión en países en vías de desarrollo, una realidad que espera que ahora sea mejor comprendida tras el coronavirus.

"El ser humano necesita sufrir el impacto directo para que se sienta interesado por algo que ocurre", enfatizó.

Ante los medios, Sánchez también quiso acordarse de su compañera de profesión Alicia Gómez Montano, fallecida el pasado 18 de enero, a la que la organización del premio le ha entregado una mención honorífica por su contribución a la profesión.

"Fuimos compañeros en Reporteros Sin Fronteras y creo que es una mujer que se merece cualquier premio y lamentablemente falleció demasiado pronto", afirmó el fotoperiodista en la capital aragonesa.

Etiquetas