Sociedad

SOLIDARIDAD

Una camiseta solidaria "made inHuesca" en apoyo a las maltratadas

El 50 por ciento de lo recaudado será para la Fundación Ana Bella

Una camiseta solidaria "made inHuesca" en apoyo a las maltratadas
Una camiseta solidaria "made inHuesca" en apoyo a las maltratadas
S.E.

HUESCA.- "Con el propósito de ayudar a que las mujeres maltratadas puedan romper el silencio que les impide ser felices y disfrutar de la vida que se merecen", la marca oscense Cocolebrel ha diseñado una camiseta en la que su corazón más personal setiñe de arcoíris, con la que quiere colaborar con la Fundación Ana Bella.

Esta firma explica que ha optado por diseñar una camiseta solidaria y "made in Huesca" en un delicado momento marcado por el confinamiento contra la covid-19, con el fin de ayudar a las mujeres víctimas de violencia de género a superar en dicha situación el maltrato, "que en momentos excepcionales de encierro como el actual se agrava más que nunca".

Bajo el lema, "love wins" (el amor gana), Cocolebrel quiere "demostrar el poder del amor y cómo la fuerza del cariño y solidaridad son capaces de romper el silencio y cambiar el mundo a través de pequeñas acciones.

Los promotores de esta iniciativa insisten en que "de entre todas las personas vulnerables cuya situación se agrava en el contexto de la crisis del coronavirus, y como consecuencia del estado de alarma que nos obliga a quedarnos en casa, la realidad de las mujeres maltratadas se vuelve todavía más difícil".

"En casa -añaden- , confinadas con su maltratador, recibir el apoyo que necesitan para romper el silencio es mucho más complicado".

Por eso, y con el fin de paliar esta terrible situación, el 50 % de los beneficios de las ventas de la camiseta solidaria de Cocolebrel irá destinado íntegramente a la Fundación Ana Bella, cuya misión consiste en la construcción de una sociedad igualitaria libre de violencia hacia las mujeres.

Desde2002, lafundación Anabella actúa como una red de mujeres supervivientes voluntarias, que como amigas de las mujeres maltratadas, han logrado que más de 25.000 mujeres rompan el silencio, se empoderen con un trabajo digno y vuelvan a ser felices.

El arcoíris se ha convertido en un símbolo internacional durante la pandemia, y lo vemos en ventanas, balcones e invade las redes sociales, para transmitir ánimo a niños y mayores en momentos difíciles y excepcionales.

Una iniciativa que pusieron en marcha los niños italianos con un mensaje claro, "andrà tutto bene", y que en España hemos traducido con el lema: todo va a salir bien.

Etiquetas