Sociedad

ENTREVISTA

Andrés Campo: "Todo aquel que despierte sonrisas tiene mi respeto"

El DJ oscense publica este jueves un remix del tema Mitad y mitad, de Kase.

Andrés Campo: "Todo aquel que despierte sonrisas tiene mi respeto"
Andrés Campo: "Todo aquel que despierte sonrisas tiene mi respeto"
G.P.

HUESCA.- En 2016, Kase. O y Najwa Nimri grabaron Mitad y mitad, una canción diferente, canalla, exuberante, sorprendente y muy caliente, que se ha convertido en uno de los clásicos de la década pasada.

Ahora, el disc-jockey oscense Andrés Campo ha decidido hacer un remix del tema con fines solidarios, que se estrena este jueves en las plataformas digitales.

"Tenía ganas de usar una voz en castellano en mis canciones y soy bastante inquieto por probar cosas nuevas. Hablando de esto mismo con mi amigo Crivi, pensamos que la voz de Kase.O podría encajar por muchas razones", cuenta el artista (Huesca, 1984).

Mitad y mitad, que define como "una obra maestra", suena desde hoy adaptada a su estilo. "El reto era conseguir crear con las vocales un tema que puede sonar perfectamente en mis sets, en un club y en una sesión de techno, algo que no habría sido posible de otro modo", dice.

Tras cinco versiones, Campo consiguió el resultado final, que ha sido "mucho mejor de lo esperado", y ha gustado tanto a su gente como al propio Kase. O y su equipo.

El oscense define al rapero zaragozano como "una joya en lo suyo y un tío con la mente orbitando pero los pies en la tierra, muy de estar por casa".

Además cree que es de esos artistas "que ha tenido el valor de abandonar la zona de confort y querer ir más allá, hurgando en uno mismo, llevando el rap a otras esferas y derribando cánones", resalta.

Aunque a Najwa Nimri no la sigue tanto, el DJ reconoce que desde este proyecto se ha interesado por ella y es "otra genia".

"Como anécdota diré que no sabía que era ella la inspectora de La casa de papel y llevo días viéndola", añade entre risas.

Todos los beneficios generados serán destinados a la asociación Clowntagiosos, una agrupación de payasos voluntarios del Hospital Materno Infantil Miguel Servet de Zaragoza que lleva más de 10 años animando a los niños y niñas que están ingresados.

"Tanto Kase.O como yo decidimos que sería mejor apoyar algo pequeño, que seguramente lo necesitarían más, y a ser posible de Aragón", confiesa Campo, antes de señalar que labores como esta le conmueven y le hacen sentir "muy pequeño".

"Todo aquel que despierte sonrisas en alguien tiene mi respeto y más si se trata de niños como es este caso", añade.

Sobre cómo lleva el confinamiento, el disc-jockey cuenta que intenta estar "lo más entretenido posible", ya sea "con la música o con nuevas actividades".

"Llevo unas semanas aprendiendo diseño en 3D -descubre riéndose-, que era algo que tenía pendiente de hacer".

Aunque su agenda estaba a rebosar este año, Campo confirma que todas sus sesiones se han cancelado y cree que la situación "pinta mal", sobre todo para su gremio.

"Espero que podamos volver pronto a socializar y reencontrarme con familia y amigos, pero desgraciadamente veo aún lejos el poder participar en festivales o clubes", lamenta.

Cree que las consecuencias serán "terribles a todos los niveles" para su sector, aunque espera que esta situación "sirva para impulsar la escena nacional y sobre todo la de club".

"Es algo que creo que puede ser positivo, pero lejos de eso todo lo demás es un futuro muy incierto", termina Andrés Campo, que, además de ser una estrella de la música, también es un hombre sencillo y solidario.

Etiquetas